miércoles 19 de septiembre de 2018
#PlanetaAmerica

Va a segundo grado, tiene parálisis cerebral y gracias al aliento de sus amiguitos logró caminar

Es de Bell Ville y tiene ocho años. Va a rehabilitación desde muy pequeño y pese a que los pronósticos no eran alentadores, los superó.

La historia de Ignacio Maujo, de apenas ocho años, conmueve a todo Bell Ville, al sudeste cordobés. El pequeño sufrió un ataque de apnea el día que nació (30 de julio de 2010), situación que le produjo una falta de oxigenación en el cerebro. El episodio le provocó una parálisis cerebral, que afectó su parte motriz. Cuando tenía tres meses, comenzó con los tratamientos de rehabilitación.

Su historia de superación fue difundida por TN. Su mamá, Analía, le contó al portal de noticias TN.com.ar: "El neurólogo, Zenón Sfaello, nos dijo que iba a quedar paralizado, sin poder moverse, sin poder hablar. Que no iba a poder hacer mucho por sus medios, pero, en 8 años, logró muchísimo. Hoy, lo único que él no puede hacer por ahora es caminar solo".

Su panorama no era para nada alentador. La situación hacía creer que quedaría postrado para siempre. Pero "Nacho" superó ese pronóstico y empezó usando andador, muletas, y desde hace unos días ya camina con bastón.

"Su historia es un ejemplo para toda la comunidad, todos lo conocen, somos 40 mil habitantes. Los vecinos saben de su esfuerzo y lo valoran mucho", contó Diego, su papá.

"La recuperación durante los últimos años depende mucho del compromiso de Ignacio y del equipo de rehabilitadores que ya son amigos de la familia. Son tres o cuatro horas por día. Desde las 9 de la mañana hasta el mediodía, almuerza, va al colegio y cuando sale a las cinco, vuelve por una hora más. Su caso, fue llevado a congresos en Estados Unidos porque nunca se había visto una recuperación como la suya", agregó Analía.

"Es un chico así que -además de todas las tareas y tratamientos- tiene que tener sus tiempos para disfrutar. Nosotros lo respetamos mucho. Él se siente uno más y con ocho años jamás preguntó por qué no camina", agregó Diego.

Embed

Caminar por primera vez

Con la intención puesta en que logre caminar por sus propios medios, días atrás Diego le compró un bastón a Nacho.

El pequeño ya lo había probado "un poquito", pero quiso mostrarles a sus compañeros cómo podía hacerlo sin muletas ni andador, para que ellos se sientan orgullosos.

"Él estaba feliz y muy confiado. Los chicos vivieron ese momento también con mucho aliento hacia Nacho, respeto y amor, como siempre. Sus compañeritos son su familia y cuando lo vieron que estaba por lanzarse a caminar empezaron a cantar 'que ande solo, que ande solo' mientras lo aplaudían. Cuando dio unos pasos empezaron a gritar su nombre, felices de que su amigo lo estaba logrando", agregó Diego.

Con información de La Voz.

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América