jueves 11 de enero de 2018
#PlanetaAmerica

La imagen de un niño chino que llegó congelado a clases se hizo viral

Wang tiene 10 años y camina 4,5 kilómetros bajo la nieve para ir al colegio.

Un niño chino se robó el corazón de sus compañeros de curso y de millones de personas en las redes sociales por su gran esfuerzo para llegar a clases. El pequeño Wang Manfu llegó a su colegio con el pelo congelado y cara triste. ¿Pero por qué?

Para aprender, el menor de 10 años tiene que caminar más de 1 hora, 4,5 kilómetros bajo la nieve y un frío que llega hasta los 10 grados bajo cero. El hecho ocurrió en Zhaotong, una zona rural de la provincia de Yunnan.

La imagen conmovió tanto a su profesor que le sacó una foto. "Llegó con su pelo y cejas completamente congelados, lo que desató las risas de sus 16 compañeros", contó Fu Heng, el director de la escuela primaria Zhuan Shan Ba.


La imagen recibió más de 260 mil likes en la red social china Weibo y fue compartida otras 40 mil veces. Los usuarios bautizaron a Wang Manfu como el "niño copo de nieve".

Wang no falta nunca a clases, es de una familia pobre, vive en una cabaña con su abuela y su hermana mayor. Sus padres viven en otras ciudades por motivos de trabajo. La imagen generó una campaña solidaria para ayudarlo a salir de esta situación que atraviesa día a día para poder ir a estudiar.

"Amo la escuela. Nos dan pan y leche para el almuerzo, y aprendemos muchas cosas en la clase", dijo el niño, cuyo caso llamó la atención de las autoridades por las carencias que aún sufren las escuelas rurales del país.

chinito.jpg


¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América