jueves 16 de noviembre de 2017
#PlanetaAmerica

Inédito operativo para llevar al hospital a una mujer de 490 kilos

Defensa Civil tuvo que tirar abajo la pared de la casa para poder sacarla. La trasladaron hasta el Provincial en una grúa de auxilio.

Hace tres años que Isabella, una chica trans de 31 años, no camina. Cuando en agosto pasado la pesaron por última vez, la balanza marcaba 480 kilos. Desde ese momento se encuentra con internación domiciliaria en su casa de barrio Municipal, en la zona sur, y ahora solicitó ser hospitalizada nuevamente.

Pero la evolución de su enfermedad —crónica e irreversible— hizo que esta vez el traslado no fuera tan sencillo. Para llevarla hasta el centro de salud, Defensa Civil debió derribar una de las paredes de su dormitorio porque era imposible sacarla por la puerta. "Quiero mejorar y cumplir mis sueños", dijo la joven, que está por terminar el primer año del terciario en periodismo.

Isabella vive en la planta baja de un Fonavi de Maestros Santafesinos al 4700. Está con internación domiciliaria y Adriana, su mamá, dijo que el estadio de su enfermedad hace imposible que siga allí. Por eso pidieron el traslado a un centro de salud.

Cumplir con ese requerimiento no fue una tarea sencilla. Si bien en abril pasado, cuando debió ser internada por una neumonía, y en agosto, cuando solicitó ser hospitalizada, pudieron sacarla de su casa con una ambulancia preparada para obesos, esta vez su estado de salud impidió que pudieran retirarla por la puerta.

Por su patología, Isabella no camina desde hace tres años. En agosto su peso era de 480 kilos y desde abril está conectada a un respirador porque sus pulmones perdieron mucha capacidad.

Por el tamaño de su cuerpo y la pose que se ve obligada a adoptar por complicaciones propias de su enfermedad, como una acumulación de linfa en las piernas que le generó una tumoración de unos 80 kilos, esta vez no pudieron retirarla de su domicilio por la puerta de ingreso. Está obligada a posicionar sus piernas en un ángulo tal que requeriría una abertura de, como mínimo, 1,82 metros.

Por eso ayer para trasladarla de su casa hasta el hospital Provincial (Alem 1450) se debió derribar una pared lateral de la habitación.

En tratamiento

"Isabella se está tratando desde hace ocho años y la tenemos monitoreada todo el tiempo. Es una paciente con enfermedades crónicas, progresivas, irreversibles y refractarias a los tratamientos. Posee diagnóstico y tiene a su disposición un equipo interdisciplinario de soporte con kinesiólogo, enfermero y médicos", explicó el director provincial de Procesos Hospitalarios, Adrián Chapelet.

La habitación donde hasta ayer estuvo la joven fue construida con dinero del Estado provincial, que también aportó los fondos para una cama y un colchón especial de 1,90 por 2,05 metros.

Según detalló Chapelet, Isabella fue y volvió del hospital a la internación domiciliaria unas 12 veces por voluntad propia. De hecho, en agosto, la última vez que decidió regresar a su casa, lo hizo porque así lo quiso y, para conseguirlo, presentó un recurso de amparo. Esta vez también fueron ella y su familia los que solicitaron la internación, dijo el funcionario.

Según Fernanda, una amiga de la familia, la condición de Isabella hace imposible que siga en su casa. Adriana dice lo mismo. Las dos acusaron al estado de demorar el traslado de la mujer, que según dijeron estaba previsto para las 5 de la mañana de ayer y pudo concretarse recién a las 15.

La cuadrilla de Defensa Civil comenzó a derribar la pared del dormitorio a las 12.40 y a las 14.30 todo estuvo en condiciones para retirar por allí la cama en la que está postrada la joven. Luego la subieron a un planchón en la parte posterior de un camión y así la llevaron hasta el hospital Provincial, adonde una sala fue acondicionada especialmente para recibirla.

"El traslado no fue por una situación de urgencia. Es una paciente con una enfermedad crónica y grave. Ella y su familia están conscientes del riesgo que padece, y con ellos se había acordado que el tratamiento siguiera en su domicilio, como ocurrió otras tantas veces. Ayer decidieron que no podían sostener esa internación ahí en su casa, y por eso se garantizó que pueda ser hospitalizada", indicó Chapelet.

al hospital. Bomberos y operarios de Defensa Civil ya derribaron la pared y se aprestan a trasladar a Isabella.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América