viernes 29 de diciembre de 2017
#PlanetaAmerica

El acto de amor de una santafesina que es viral

Una vecina de la localidad santafesina de La Criolla encontró un colibrí con una de sus alas rotas, consecuencia de un gomerazo.

En el video se puede observar cómo la mujer le da de beber por medio de una tapa de gaseosa.
Según publicó el sitio Calchaquí en el Mundo, el ave fue herida en una de sus alas por un gomerazo.

Embed
La mujer que lo rescató, oriunda de La Criolla, cuida del colibrí para que éste pueda recuperarse rápidamente.

La leyenda del colibrí
Considerado en otras épocas como un ser divino, con mágicos atributos, el picaflor inspiró leyendas fantásticas y su belleza, armonía y colorido le valieron también otros nombres que se enlazan con la creación y la poesía.

Cuenta una leyenda guaraní que la muerte no es el final de la vida, pues el hombre, al morir, abandona el cuerpo en la Tierra pero el alma continúa su existencia; se desprende y vuela a ocultarse en una flor a la espera de un mágico ser.

Entonces aparece un mainimbú -nombre guaraní del colibrí- y recoge las almas para guiarlas amorosamente al Paraíso. Esta es la razón de que vuele de flor en flor.

Antiguamente se creía que el colibrí provenía de un país de hadas y quien tenga hoy el placer de contemplarlo, no estará lejos de opinar lo mismo.

El nido es diminuto como su dueño. Cuando vuela, sus alas vibran a una velocidad increíble y es imposible distinguirlas. Mientras absorbe el néctar parece como si su cuerpo se encontrara suspendido en el aire.
Se cuenta que cuando un picaflor se acerca a una casa, es señal de que habrá gratas visitas.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América