ComscoreSoledad Fandiño recordó una relación tóxica: "Es muy difícil reconocer que está mal lo que está pasando"

LO VISTE EN VIVO

Soledad Fandiño recordó una relación tóxica: "Es muy difícil reconocer que está mal lo que está pasando"

Esta mañana en Es por ahí, la conductora, Soledad Fandiño, contó la historia de un vínculo amoroso tóxico que atravesó años atrás: “Me cuesta mucho como saben acá no mostrar lo que me pasa, soy muy transparente con eso y me pareció también que si hay un momento para hacerlo es ahora, que las chicas también están hablando, contando su historia, la verdad es que tuve una respuesta súper empática de un montón de mujeres y de hombres que me escribieron”.

“Muchas veces uno habla de la violencia física, bueno acá en esta relación lo que me pasó fue más una violencia verbal y una forma de relacionarme con esa persona que no era linda, que no estaba bueno, que me sacaba muchísima libertad, que me sacaba la posibilidad de salir con amigas, de estar con familia, de poder compartir con gente una comida o ir a un cine porque supuestamente estaba mal, porque podía generar que la otra persona se pusiera agresiva, no desde golpearme no pero sí con las palabras y con un ambiente que se generaba que no estaba bueno”, expresó Fandiño.

“Muchas veces a mí me preguntaban ‘pero cómo no saliste antes, cómo no te separaste, cómo vos podías seguir estando en una relación así’, y la verdad es que es muy difícil reconocer que está mal lo que está pasando y cómo uno se está relacionando”, y agregó: “Me costó muchísimo y la única manera que tenía de verlo era cuando lo hablaba con los demás, entonces pasó un momento que te da mucha vergüenza porque seguir perdonando y seguís estando dentro de la relación y te empiezan a cuestionar también los de afuera”, agregó.

Luego contó cómo pudo abrirse de ese vínculo: “Empecé a poner mi teléfono en altavoz con mis amigas”, y dijo: “Estaba muy agotada de estar mal, un día estaba en la cama y dije ‘yo me voy a enfermar, yo no puedo seguir’, y me costó muchísimo igual”.

“No sólo me ayudaron mis amigas, también haciendo terapia con una psicóloga, mi familia, es algo que después lo fui abriendo y a medida también que uno se separa y empieza a recuperar la seguridad, que yo te puedo decir que en ese momento era un trapo de piso, cuando me empecé a sentir más segura y volver a mi trabajo, ahí me di cuenta que estaba muy mal lo que había pasado”, continuó.

Y concluyó dando un mensaje para todas las mujeres: “Si hay algo que no que no te cierra, que te está cortando la libertad, que no te está dejando ser uno mismo, porque uno tiene que valer más que cualquier persona que esté al lado tuyo, respetarse a uno y sí sentís eso salir de ahí lo antes posible y poder comunicárselo a la gente, es lo único que puedo decir yo desde mi lugar de mujer”.