domingo 25 de febrero de 2018
#Involucrados

Horror en Junín: salvaje asesinato de una nena de 11 años

El cuerpo de la chiquita fue encontrado en la casa de un vecino de 40 años, que fue detenido. La autopsia confirmó que hubo abuso sexual. "La ahorcó con un cable", dijo el fiscal del caso.

Todavía no habían dado las 16 cuando la mamá de Camila Borda (11) se presentó ante la Policía de Junín porque no encontraba a su hija. Los agentes la acompañaron a buscarla por el barrio. La encontraron en la casa de un vecino: había sido asesinada.


Según fuentes de la investigación, Camila había salido a comprar el pan en bicicleta este mediodía y no volvió a su casa, por lo que su mamá se preocupó y fue hasta la comisaría.


Cuando los agentes y la mujer salieron a buscar a la nena por las calles del bario fueron los propios vecinos quienes indicaron una quinta en particular: la que está ubicada en Arias al 1500, del barrio Ricardo Rojas.

Es que, según las primeras informaciones, una vecina vio en esa quinta la bicicleta de Camila. También refieren las fuentes, que "el hombre llamó a la chiquita y por eso ella ingresó".


Cuando la policía irrumpió en el lugar señalado por los vecinos, el cuidador de la finca se mostró muy nervioso. Por eso, los agentes decidieron ingresar a la quinta.

Una vez en el interior de la vivienda, hallaron el cuerpo de la nena en el baño de la planta alta, según las fuentes. "Estaba vestida, adentro de la bañera: tenía una bolsa en la cabeza y un cable o soga en el cuello", detallaron.

Fabián Rubino contó detalles desde Junin en "Involucrados"

Embed


El sospechoso, identificado por la policía como José Carlos Varela, un changarín de 40 años que hace cuatro meses cuidaba el lugar, fue detenido y está alojado en una dependencia policial de la zona. "No negó el crimen", indicaron las fuentes a Clarín.

La furia de los vecinos

Los vecinos reaccionaron con furia ante el crimen de Camila y quisieron atacar al detenido cuando era custodiado por la policías y poco antes de que se lo lleven detenido.


Según las fuentes, la gente, enardecida, comenzó a arrojar todo tipo de proyectiles hacia los policías y hasta quemaron móviles policiales. A lo que, los agentes respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos

Embed

La zona debió ser acordonada por la policía. "El imputado está detenido, lo han trasladado. Pero en la quinta hay muchos incidentes: hay oficiales heridos, móviles incendiados", esgrimieron las fuentes.

Durante una conferencia de prensa de la Policía se admitió que fueron dos los móviles incendiados y tres los efectivos heridos.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América