lunes 02 de julio de 2018
#Intrusos

Emotivas palabras de Jorge Rial en su regreso a "intrusos"

El conductor realizó un fuerte descargo en torno a la salud de su hija Morena y de quienes le hicieron daño. "Les pido a todos los que le hicieron daño, que se alejen y me dejen ocuparme de ella", dijo. Mirá el video.

Al iniciar el programa, y luego de una semana alejado de la conducción de Intrusos, Jorge Rial hizo un emotivo descargo en torno a la salud de su hija Morena y de quienes le hicieron daño. El conductor contó que fue una semana difícil y un fin de semana duro, en torno a ver a su hija de 19 años internada, mientras que apuntó contra quienes buscaban "hacerle daño".

"Les pido a todos los que le hicieron daño, que se alejen y me dejen ocuparme de ella", exigió. Entre ellos, señaló a quienes la amenazaron y buscaban quitarle dinero, al tiempo que la hicieron decir cosas para enfrentarla a su padre.

Por otro lado, sin mencionar nombres, pidió a quienes se acercaron buscando impacto mediático, que se alejaran de ella, porque está contenida.

Con la voz quebrada y algunas lágrimas en los ojos, aclaró que jamás abandonó a su hija aún con el enojo que ella manifiesta en su contra. "La fui a ver, ella estaba dormida porque está muy enojada pero la amo y voy a recuperarla". Y agregó: "Hay un entorno que la captó, la alejó de todos y le está haciendo mucho daño. A ellos les digo que se alejen, que dejen que yo me haga cargo de mi hija porque ella va a estar bien".

"Estoy en un momento muy difícil, el más difícil de todo. Fue una semana muy dura y gracias a Dios mi hija Morena está muy bien cuidada. Está camino a recuperarse y yo me encamino a recuperarla porque la amo. Tuvo un problema de salud bastante grave... tiene 19 años y no tuvo una vida fácil, la conocen todos y saben lo que pasamos", comenzó.

"No es fácil ser hija de alguien como yo porque se llevan el odio sin tener nada que ver. Pasó cosas duras: abandonos, operaciones... todo hizo mella en ella porque es chica, a esta edad busca su lugar en el mundo con la mala suerte que se le acercó gente mala que buscó ventajas, que la coptaron como una secta y la transformaron en alguien irreconocible".

"Le pidieron plata, le sacaron de todo, la amenazaron y otras cosas que no quiero contar. Agradezco a la gente del Finochietto que la atendió de maravilla. La vi dormida, porque está enojada. Lo tomo así: como un enojo porque la amo demasiado pero sé que está en las mejores manos, cuidada y bien atendida. Yo me tomé una semana porque estaba muy estresado y preocupado. Agradezco el aguante de la gente, a mi hija Rocío que está a la par mío y Romina, mi pareja que me apoyó también".

"Tengo todos los sentimientos juntos encima y estoy acá porque es mi obligación pero mi prioridad es mi hija y si me tengo que ir, me iré. Les pido a los que le hicieron mucho daño en todo sentido, que se alejen porque ya está. Le hicieron todo el mal que podían. Dejen que me ocupe de ella porque la devastaron".

Embed



FUENTE

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América