miércoles 27 de diciembre de 2017
#BDA

"¿Qué me mirás, gato, vigilante?": revelan más detalles de la noche de furia de Sampaoli

Luego del comunicado en el que se disculpó por el incidente en un control de tránsito, se conocieron nuevos datos sobre el episodio protagonizado por el DT de la Selección. Él, en tanto, calificó todo como "un hecho menor".

La noche negra de Jorge Sampaoli en esta ciudad fue mucho más oscura que lo que pudo observarse en el video que dio la vuelta al mundo. Según pudo reconstruir La Nación, la cronología de lo sucedido indica que el exabrupto del entrenador del seleccionado argentino no abarcó sólo los 54 segundos de la grabación casera. El estallido del santafecino además incluyó un intento de agresión a una funcionaria, el agravio a distintos agentes de tránsito, un pedido en malos términos para que le devuelvan la licencia de conducir al preparador físico Jorge Desio y un intento de sortear las vallas y salirse del control de tránsito por parte del auto en el que se trasladaba el casildense.

Embed

A la tranquilidad habitual de esta ciudad resulta complejo inquietarla. Pero en las últimas horas Sampaoli, su personaje más famoso, volvió a situar el nombre de esta localidad de 35 mil habitantes en los medios de todo el planeta. Aunque esta vez por un vergonzoso episodio que se viralizó en cuestión de horas. De inmediato, una filmación casera, tomada desde otro auto, expuso la peor cara del entrenador de la selección argentina en la madrugada del último domingo, cuando regresaba del casamiento de su hija Sabrina. "¡Boludo, ganás 100 pesos por mes, gil!", fue el grito a un agente en medio de un control nocturno de tránsito. El hecho sería apenas el inicio de una noche de furia.

Al arribar a la zona de control dispuesta por el municipio comenzaron los problemas. En el Ford Focus con patente AA834RM iban ocho personas, cuando en realidad tiene capacidad para cinco, como máximo, dado el número de cinturones de seguridad que tiene el auto. Los agentes municipales advirtieron esta irregularidad y le pidieron a la conductora del auto (varios testigos aseguran que era la novia de Sampaoli) que haga descender a algunos de sus acompañantes. Al escuchar el pedido de los oficiales, el director técnico bajó de la parte trasera del auto y, ante el incomprensible enojo por tener que caminar apenas tres cuadras, lanzó la polémica frase al inspector Miguel Casatti: "¡Boludo, ganás 100 pesos por mes, gil!". Esto resultaría, en definitiva, el inicio de varios minutos de locura. Primero, con un intento por sortear el control. Tras unas vallas aguardaban cinco coches y el auto que llevaba al casildense trató de evadirlas. Gustavo Sanabria, otro de los inspectores, debió contenerlos y marcarles con su linterna el camino para que volvieran a su lugar.

Al bajarse del vehículo, el maltrato del entrenador también se extendió a una funcionaria que estaba colaborando en el operativo. Varios testigos aseguran que fue de "muy malos modos". Mientras el DT iba de un lado a otro, el control a la conductora del Ford Focus arrojó una alcoholemia de 0,17 (0,50 es lo permitido). Si bien el auto continuó su camino hacia el hotel, el centro de atención siguió en Sampaoli, que a su vez le gritó a otro inspector: "¿Qué me mirás, gato, vigilante?".

Fuente: La Nación

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América