martes 14 de noviembre de 2017
#BDA

Procesan a Echegaray por la contratación de un servicio de limpieza

El ex titular de la Afip Ricardo Echegaray fue procesado ayer por presunto pago de sobreprecios en la contratación de una empresa de servicios de limpieza por parte del organismo que conducía.

El ex titular de la Afip Ricardo Echegaray fue procesado ayer por presunto pago de sobreprecios en la contratación de una empresa de servicios de limpieza por parte del organismo que conducía.

El viernes último Echegaray quedó a las puertas de un juicio oral cuando la Sala I de la Cámara Federal, a instancias de su superior, la Cámara de Casación, confirmó otro procesamiento como instigador de "falso testimonio" en una causa impulsada por el ex ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay por acusarlo de ser parte de una maniobra de evasión impositiva, como apoderado de las cuentas de la familia de la empresaria Amalia Fortabat en Suiza. Además, la semana pasada la Oficina Anticorrupción pidió al juez federal Ariel Lijo que firme su procesamiento en la causa Ciccone.

El juez federal Sergio Torres dictó ayer el procesamiento de Echegaray por "administración fraudulenta en perjuicio del Estado y negociaciones incompatibles con la función pública", a la par que le trabó un embargo de 15 millones de pesos.

El procesamiento se produjo luego de que fuera citado a indagatoria a pedido del fiscal federal Federico Delgado, quien lo acusó por la adjudicación de la licitación en 2011 a favor de la empresa Limpiolux SA de Norberto Peluso, en la que se sospecha por el pago de sobreprecios.

Desde 1981, la limpieza del edificio de la Afip estuvo a cargo de la empresa Ricardo Bilbao, por el cual se pagaba un monto total de 7.456.242 de pesos; en tanto que al contratarse la empresa Limpiolux el 18 de enero de 2011, el presupuesto pasó a más de 15.196.000 de pesos.


Si bien en su defensa la Afip había justificado la nueva adjudicación en le hecho de que se había respetado el "costo de referencia" de la nueva empresa, el expediente administrativo en cuestión nunca fue encontrado, algo que para los investigadores resulta sospechoso.

Para el juez Torres fueron "inútiles" las explicaciones de Echegaray para justificar la contratación y remarcó "el deber de velar por el interés del Estado".

"La conducta de los funcionarios de la Afip no se condice con los intereses del Estado a raiz de la injustificada elevación del presupuesto y del claro direccionamiento hacia la empresa Limpiolux SA", sostuvo el juez.

Junto a Echegaray fueron procesadas otras diez personas, entre ellas Cecilia Peluso, que se desempeñaba como presidenta de la empresa Limpiolux.

Todos ellos están imputados por "haber defraudado los intereses de la Administración Pública Nacional, en el marco de la contratación del servicio de limpieza de la sede central de la Afip, provocando un perjuicio patrimonial aproximado de 7.500.000 pesos para el Estado", indicó el fallo.

En la causa consta un peritaje de Oscar Fernández, experto de la Corte Suprema de Justicia, quien aseguró: "No existieron parámetros que explicasen cómo se había establecido el valor de la misma, ni contenía especificaciones respecto a los valores correspondientes a cada uno de los conceptos involucrados en el monto previsto como base para las ofertas". También señaló que el costo de referencia para evaluar el precio de la licitación "no constaba que la Afip lo hubiese tenido en cuenta" y, además, era confeccionado por la Asociación de Empleados de Limpieza, el cual para esa época era presidida por Peluso, presidente de Limpiolux.

Echegaray está procesado, además, por haber autorizado en 2006 como director de la Aduana el ingreso de un vehículo para un representante taiwanés, por lo que está acusado por el presunto delito de contrabando agravado.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América