viernes 17 de agosto de 2018
#BDA

Las universidades públicas ya llevan 10 días sin clases

Luego de las vacaciones de invierno las actividades no se reanudaron en las casas de estudios superiores como medida de fuerza "por el salario, en defensa de la ciencia y de la educación superior".

Hace 10 días hábiles que las clases en las Universidades Públicas de todo el país deberían haber comenzado luego del receso invernal, pero como los docentes continúan percibiendo los mismos salarios que en noviembre de 2017, se encuentran con un "cese total de actividades" ya que "hemos recibido sólamente una propina" de incremento.

En conversación con Diagonales, el secretario Adjunto de la Conadu Histórica, Antonio Roselló, explicó que "desde noviembre del 2017 a la fecha hemos recibido sólamente una propina -tomando las palabras de Elisa Carrió- del 5% en mayo sobre nuestro salario". Este dato lo contrapuso a que "la inflación de esa fecha a la actualidad ha sido del 22%, osea que hemos perdido 17 puntos de salario".

El dirigente gremial recordó que "nuestra paritaria está vencida desde el mes de febrero" y que "hubo sólo tres reuniones (paritarias) en el primer semestre y después de 90 días hubo una cuarta reunión en la que se nos ofreció, sobre ese 5% un 5,8% más al mes de agosto, osea un 10,8%" y la misma fue rechazada.

Desde febrero hasta la actualidad, los docentes universitarios vienen desarrollando medidas de fuerza. Durante el primer cuatrimestre realizaron 19 días de paro y desde el 6 de agosto decretaron el "no inicio y cese total de actividades" para exigir un aumento salarial del 30% con cláusula gatillo.

Al respecto, el referente resaltó que "es un reclamo moderado porque quien dice que la inflación va a ser del 30% es el presidente Macri, que ya se ha equivocado en sus pronósticos el año pasado, el año anterior y el actual". Además dijo que con ese porcentaje lo único que van a estar logrando es "mantener el poder adquisitivo de un salario que para un ayudante de primera que tiene entre 50 y 200 alumnos, que es profesional universitario es de $6.000".

Roselló explicó que las medidas "no fueron decretadas verticalmente por la Federación, sino surgió de las Asambleas de trabajadores y trabajadoras a lo largo y a lo ancho de todo el país que votaron por unanimidad en un Congreso extraordinario, 90 delegados con mandato, la continuidad de la medida de fuerza".

Según relató, el 80% de la comunidad docente adhirió al plan de lucha de la semana pasada y de la corriente y contó que desde el 6 de agosto se vienen realizando movilizaciones en las 56 universidades nacionales en las que también participan estudiantes, investigadores y miembros de la comunidad "por el salario, en defensa de la ciencia y de la educación superior".

En esa línea, el secretario Adjunto de la Conadu Histórica contó que en el Congreso de la Nación se realizó hoy una concentración de la que participaron más de 10.000 personas para defender el presupuesto de las universidades ya que "ha sido recortado en $4000 millones y desde el mes de mayo han sido suspendidos todas las obras de infraestructura licitadas en curso".

El viernes tendrá lugar una nueva reunión de Secretarios Generales de los gremios que nuclean a los docentes universitarios en donde decidirán la modalidad con la que continuarán las medidas de fuerza.

Finalmente Roselló contó que "llamamos a las cinco centrales sindicales a un paro general activo de 36 horas para ponerle un fin al ajuste; para tener un salario igual al valor de la canasta familiar; para mantener la vigencia de los convenios colectivos; y terminar con este ataque a la educación, la ciencia y la salud".

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América