lunes 29 de junio de 2015
gran_hermano_2015_el_debate

Y un día Brian le dijo que "no" al cigarrillo

Cuando tenía la chance de volver a fumar en la Casa, el joven de La Matanza prefirió mantener la abstinencia.

Obligado por una sanción, Brian ya logró una de sus más grandes victorias dentro de la Casa: aunque tenía la posibilidad de volver a hacerlo, optó por no volver a fumar. En una actitud que hasta “emocionó” al “Big”, el joven de La Matanza devolvió todos los paquetes de cigarrillo que le habían enviado y prefirió mantener en pie la abstinencia.

La historia de esta especie de “prohibido fumar” comenzó cuando Eloy y Romina rompieron adrede una serie de reglas del juego. Una de ellas, casualmente, fue que ambos encendieron un cigarrillo dentro de la casa. A raíz de esto, Gran Hermano  tomó una determinación drástica: por tiempo indeterminando, no se podría fumar en ningún lugar.

Aunque en un primer momento parecía un desafío imposible de cumplir para Brian, lentamente la abstinencia se convirtió en rutina. Y así, cuando finalmente le llegó el momento de desquitarse, el muchachito tomó la decisión que casi nadie esperaba.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América