domingo 12 de julio de 2015
Paraguay

Xipolitakis no vio al Papa y fue abucheada

La "Griga" quiso acceder a una reunión con Francisco con una credencial y un niño en brazos. La policía paraguaya no la dejó pasar. Su presencia provocó la resistencia de los católicos.  "¡Fuera! ¡Basta! ¡Gato!", le gritaron.

Vicky Xipolitakis arribó a Asunción con una misión: conocer al Papa Francisco y pedirle perdón por el escándalo que generó al despegar un avión de Aerolineas Argentinas – Austral.

En Paraguay Vicky concurrió con un atuendo muy provocativo y sin corpiño a la misa que ofreció el Sumo Pontífice. Ni ella ni su atuendo fueron bien recibidos. La gente le hizo notar el descontento con su visita. "¡Fuera! ¡Basta! ¡Gato!", le gritaron los fieles mientras ella se retiraba del lugar con un niño en sus brazos intentando atenuar el repudio que generó con su presencia.

La griega había sido ya repudiada ya en el aeropuerto de Ezeiza cuando intentó filtrarse en el sector especial para diplomáticos para pasar por Migraciones previo a subirse a un avión de Tam rumbo a Paraguay.

"Necesito paz, necesito ver a Francisco a los ojos y encontrar paz", fueron las palabras de la vedette antes partir al país vecino. En el avión se sacó fotos con el piloto y luciendo su extravagante look en su butaca.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América