lunes 05 de enero de 2015
mendoza

Xinca, zapatillas sustentables

Alejandro Malgor es uno de los fundadores de esa una firma mendocina. No cree en la obsolescencia programada de los productos y apuesta a “educar al consumidor”.  “Queremos un producto que dure la mayor cantidad de tiempo posible", dice.

Por Adrián Giunta
giunta.adrian@diariouno.net.ar

Alejandro Malgor es uno de los fundadores de Xinca, una empresa que se dedica a la fabricación de zapatillas confeccionadas a partir del reciclado de neumáticos y de la reutilización de jeans o uniformes de trabajo. Junto a sus socios Nazareno El Home y Ezequiel Gatti, Malgor fue incluido por Diario UNO en la nómina de los mendocinos destacados del 2014.

–¿Qué significado tuvo esta distinción para vos?
–Lo bueno es que fue una nominación para todos los socios de Xinca. Estas nominaciones sirven para que cada vez más gente conozca lo que hacemos. También sirven para contagiar a otros empresarios y emprendedores para que construyan a partir de la lógica del cuidado del medio ambiente.

–¿Qué balance hiciste del 2014?
–Fue muy bueno para seguir desarrollando el producto, probar como funciona y para seguir mejorándolo. Queremos un producto que dure la mayor cantidad de tiempo posible, que no tenga obsolescencia programada. Ahora, estamos trabajando porque queremos que el 100% de las zapatillas sean de caucho crudo.

–¿Por qué el público elige sus zapatillas?
–Hay mucha gente que compra nuestras zapatillas porque le gusta el modelo y otra porque realiza sus compras aplicando un concepto de sustentabilidad.

–¿Qué precio tienen los calzados?
–Cuestan entre $450 y $600. Hay mucha gente que le parece caro el precio, pero es la misma gente que no tiene problemas en ir a pagar $1.000 por una zapatilla de una marca internacional, una marca que en algunos casos tiene a sus trabajadores en condiciones terribles. Hay gente que tiene la idea de que como las zapatillas que hacemos se elaboran con materiales de descarte, tienen que ser baratas. No tiene en cuenta que nosotros pagamos buenos sueldos. En esto hay que hacer mucho para educar al consumidor.

–¿Dónde se pueden conseguir hoy las zapatillas?
–El canal de venta más fuerte que tenemos hoy es Internet. Estuvimos en Palmares durante diciembre y fue una experiencia muy buena porque allí la gente tuvo un contacto directo con nuestro producto.

–¿Qué planes tienen para el 2015?
–Nos ha contactado gente de España. Chile también es un mercado que nos sorprende, tiene muchas oportunidades, te abren muchas puertas. Este año queremos estar presentes en otros países.

PASO A PASO
Alejandro Malgor es uno de los socios de Xinca, una firma que elabora calzado a partir del reciclado de materiales. Además de vender zapatillas, en Xinca quieren contagiar para que la gente entienda que hay que cambiar la manera de consumir.

 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América