miércoles 21 de octubre de 2015
america_insolita

Una casa con paredes movedizas

Una solución flexible que permite cambiar los ambientes con un control remoto. EL objetivo es hacer crecer los espacios, en tiempos donde el metro cuadrado vale oro.

Cuando no hay espacio suficiente en casa, cuando es demasiado pequeña para vivir todos... ¿qué hacer? La solución no pasa por sacrificar algo, la solución pasa por cambiar las paredes: de fijas a móviles.

Es lo que plantean los cuatro arquitectos que forman el estudio madrileño PKMN Architectures, que a principios de 2014 crearon el proyectoPequeñas Grandes Casas desde donde defienden que "cada metro cuadrado es oro" y donde apuestan por paredes y muebles móviles que permitan hacer crecer los espacios.
pared movil
"Nuestra primera Pequeña Gran Casa fue la Casa de Yolanda. Nos conoció en una conferencia que dimos en un evento de Design Thinking, charlamos y hubo bastante feeling", cuenta Carmelo Rodríguez Cedillo, uno de los cuatro integrantes del proyecto, a El Huffington Post. "Unos meses después nos llamó para que diseñáramos la antigua casa de su abuela, que además iba a ser también su estudio de diseño".
La casa tenía 50 metros cuadrados y la solución para poder albergar en ella una gran cocina, un gran baño, un gran dormitorio o un gran estudio fue incorporar muebles con movimiento.
"Siempre decimos que detrás de una Pequeña Gran Casa hay un gran cliente con sensibilidad para el diseño y ganas de experimentar con su vivienda". Fue el caso de Yolanda y también el de sus otros clientes. De momento han hecho tres casas, las de Yolanda y Stella en Madrid, y la de María José y Enrique en Asturias, y están preparando otras cuatro, incluida una en París.

Para tener una casa de paredes móviles no hace falta un tamaño concreto.
"En principio habíamos pensado en casas de 30 a unos 70 metros cuadrados, pero por ejemplo la casa de Stella tiene unos 120 metros cuadrados", explica Rodríguez Cedillo.
"Al final hemos descubierto que los problemas de espacio y la optimización puede ajustarse a muy diversas situaciones, es decir, viviendas de 30 a unos 150 metros cuadrados" porque de lo que tratan es de "adecuar la vivienda a las cambiantes formas de vida de sus usuarios y no al contrario".
Hay veces que se necesita una habitación extra, otras que hace falta que el salón sea más grande, en ocasiones es necesario un espacio de trabajo... ¿por qué renunciar a ello?
pared movil
Las casas como la de Stella, María José y Enrique o la de Yolanda no entran dentro del concepto loft. Tiene algo de éste, pero no todo.
"En algunas de las posiciones, con todos los muebles abiertos, la espacialidad puede ser parecida a la de un loft, pero al cerrarse los muebles se consiguen también habitaciones cerradas", añade.
De lo que se trata es de crear espacios amplios, manteniendo la privacidad.
"Es curioso porque hace pocos días acabamos de recibir una propuesta de una chica que tiene un piso sin ningún tabique y quiere que le diseñemos paredes móviles para poder disfrutar de espacios más recogidos".
El concepto, pese a lo que pueda parecer, no es novedoso. A lo largo de la historia del diseño han existido numerosas soluciones para la optimización del espacio.
"En ese sentido los años sesenta y setenta fueron especialmente prolíficos, con grandes diseñadores como Joe Colombo o Ken Isaacs. En la actualidad existen otros ejemplos porque los problemas de espacio son comunes a grandes ciudades dónde el precio de las viviendas es cada vez más elevado", añade. Así existen proyectos parecidos como Studio01, con base en Tokyo, o el estudio deGary Chang en Hong Kong.
Fuente: huffingtonpost.es


 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América