jueves 01 de diciembre de 2016
Te cuento al mediodía

Un motociclista fue baleado por un gendarme al evitar un control de tránsito

Ocurrió en Burzaco, donde un joven de 23 años recibió el impacto de una bala de goma, que le afectó un pulmón y le fracturó una costilla. El efectivo involucrado fue detenido junto con otro agente.

Un hecho grave y confuso se vivió en la madrugada en la localidad de Burzaco cuando un joven motociclista quiso evitar un control de la gendarmería y terminó internado en terapia intensiva tras recibir un disparo de goma por parte de uno de los efectivos del control.

El motociclista se llama Martín Sarabia, tiene 23 años, y se encuentra internado en terapia intensiva en el hospital Lucio Meléndez con un riñón muy comprometido, pero en condición estable. También tiene afectado un pulmón y sufrió la fractura de una costilla.

El hecho ocurrió cerca de la una y cuarto de la mañana en la esquina entre las calles Hipólito Yirigoyen y Humberto Primo. El joven regresaba a su casa después de cenar con amigos, cuando vio un control de la gendarmería que lo incitaba a detenerse.

Los chequeos policiales se hicieron presentes en ese lugar desde hace una semana y a pedido de los vecinos: ante el enorme caudal de circulación de motos, se temía que se trate de la circulación de drogas por la zona.

Según el testimonio del propio motociclista, al momento de la orden de detenimiento del rodado, el joven sintió algo frío y duro en la cadera. Allí entró en pánico y quiso escaparse; cuando arrancó, escuchó la detonación y sintió un fuerte calor en toda la cadera y la espalda. El chico dio un giro en u hacia donde estaba el gendarme y le espetó: "¡Me disparaste!". Luego, cayó desvanecido en el suelo.

Poco después del incidente, aparecieron los amigos de Sarabia y algunos testigos presentes, quienes empezaron a grabar la situación y a acusar al gendarme por el disparo. "¡Por favor, me estoy muriendo!", gritaba el chico, antes de ser atendido en una ambulancia.

"Una persona que nos tiene que cuidar, un gendarme le dispara a una persona que va en una moto. Es una locura. Casi me arrebatan a un hijo", explicó entre lágrimas Alberto, el padre del joven herido.

De acuerdo a las informaciones nutridas por los especialistas del Hospital Meléndez, el riñón sufrió una fuerte contusión por parte de una bala de goma que, al ser disparada desde tan cerca, perforó parte de la cintura del agredido.

El parte de la Policía Bonaerense indicó que el joven reaccionó con una patada ante la orden de detenimiento y fue entonces cuando el oficial decidió abrir fuego. Así y todo, el gendarme involucrado junto a otro agente quedaron detenidos y se abrió una investigación por tentativa de homicidio.

Fuente: Infobae

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América