jueves 07 de septiembre de 2017
#TeCuento

Golpean brutalmente a un menor en la cabeza solo para robarle un celular

El hecho ocurrió el martes último, poco después del mediodía, frente a un local de comidas rápidas, donde el adolescente iba a reunirse con sus compañeros.

El encuentro iba a ser como siempre, en 8 y 50 a las 14 del martes. Hacia ahí fue un adolescente de 14 años para reunirse con sus compañeros, para después tomar el micro rumbo a una clase de educación física. Sin embargo, no pudo hacerlo, porque un par de ladrones lo atacó sin piedad para robarle el celular.

Debe haber pocos lugares en el centro más transitados que esa esquina en el principio de una tarde de día hábil. Pero al par de ladrones no le importó, porque sorprendió al joven por la espalda para asaltarlo. Todo pasó en la vereda de un local de comidas rápidas, que era el punto de encuentro pautado por el grupo.

Emanuel Domínguez, el padre del chico, relató que uno de los delincuentes lo abrazó para distraerlo, mientras el otro se lanzó a sacarle el teléfono del bolsillo.

La víctima se dio cuenta y reaccionó. Le agarró la mano a uno de ellos y se puso firme. Pero los asaltantes, en superioridad numérica y más grandes que él ("le sacaban una cabeza y tendrían 18 años", dijo el padre) pudieron doblegarlo y lo tiraron al piso.

Lo que siguió fue una sucesión de ataques brutales. El adolescente padeció la mayoría de los golpes en la cabeza. Le pegaron con un elemento contundente que todavía no se sabe cuál es.

"Algunos testigos dijeron que era una llave inglesa, pero en la cabeza le quedaron marcas en zig-zag, así que pudo haber sido una cadena, u otra cosa", dudó Emanuel, en una entrevista con EL DIA.

Al chico lo trasladaron en una ambulancia del SAME al hospital de Niños. Ahí pasó el resto del martes y recibió el alta una vez que se comprobó que no tuvo secuelas por la paliza. "No tuvo mareos ni dijo incoherencias", señaló su padre.

Fuente

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América