martes 08 de septiembre de 2015
Con la mente en la playa

Si ya pensás en vacaciones, mirá cuánto sale ir a Brasil

Es una opción conveniente porque los dólares rinden más por la devaluación que tuvo su economía, la mayor en 12 años. En auto, cuesta un poco más de la mitad que en avión, aunque hay que considerar casi dos días de ida y vuelta.

Por Sara González
gonzalez.sara@diariouno.net.ar
Este año, la devaluación del real que ha impulsado el gobierno Dilma Roussef ha convertido a Brasil en un destino más tentador para las vacaciones de verano.

La mayor devaluación de los últimos 12 años para la economía brasileña significa, en términos turísticos, que los dólares que lleven los viajeros rinden más que el año pasado. Hasta el jueves pasado el real había caído hasta cotizar 3,81 frente al dólar.

Por eso, resultará más conveniente alquilar departamentos o casas, comer, hacer excursiones e, inclusive, alojarse en hoteles el próximo verano. 

No obstante, en los pasajes de avión, la diferencia no se notará porque son inmunes a los vaivenes de cualquier moneda y siempre cotizan en dólares.

Todos los operadores turísticos coinciden en que se incrementaron las consultas y se comenzaron a cerrar paquetes para el verano 2016 mucho antes que otros años. Es que la incertidumbre que origina el dólar hace que la gente acelere la decisión de cerrar un paquete turístico con el dólar turista a 12,50 porque resulta barato, respecto de la cotización que tiene el blue, por encima de los $15,50.

Para quienes tengan paciencia para subirse al auto y hacer un viaje de dos días, esta la opción más económica. Una familia tipo de cuatro integrantes gastaría la mitad de lo que debería invertir para ir en avión.

La opción intermedia es un paquete para ir en ómnibus, que implica un gasto no tan alto como el avión, pero sin dejar de tener en cuenta las horas de viaje.

El norte o el sur

Los destinos del extremo norte de Brasil ya no son tentadores porque cuestan prácticamente lo mismo que ir al Caribe, es decir, los paquetes parten de los $20.000 por persona en adelante. 

“Ante esa opción la gente prefiere irse al Caribe”, expresó Luis Donderis, de la agencia de turismo BrasTour.

Por eso, las opciones comienzan con Florianópolis, uno de los destinos más accesibles, después le siguen Buzios, Río de Janeiro y luego, las playas del norte, como Salvador de Bahía o Pipa.

Tener en cuenta:

►El que va en auto tiene que considerar hacer las reservas previas en los hoteles donde quiera hacer noche durante el viaje, porque hay mucha demanda en temporada alta

►Otro destino de interés es la fiesta Réveillon en Río de Janeiro, en las playas de Copacabana para fin de año. Es una de las celebraciones más tradicionales de la costa brasileña

El adelanto

En la mayoría de los casos, quienes ofertan casas y departamentos para alquilar en Brasil, aceptan el pago con tarjeta de crédito y algunos, inclusive, aceptan reservas con el adelanto del 50% del total del alquiler.

En todos los casos sólo aceptan el pago en dólares o en reales, pero no pesos argentinos. Otra de las ventajas por las que algunos veraneantes eligen este destino es que ya puede asegurarse el precio.

A diferencia de los alquileres de la Costa Atlántica Argentina, donde aún no se han definido cuáles serán las tarifas que se cobrarán a raíz de la incertidumbre que provocan en dólar y la inflación.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América