domingo 04 de enero de 2015
mendoza

Semana de definiciones para las elecciones primarias en Mendoza

Hace una semana, siete de ellos dealantaron que lo harían. Los otros cinco tienen tiempo de definirlo hasta el 8 de enero, según la fecha que se autoimpusieron. Los modos de la reglamentación de las PASO en la mira de la oposición.

Javier Cusimano
cusimano.javier@diariouno.com.ar

El escenario está caldeado y se suman nuevos motivos de enfrentamiento entre el oficialismo y la oposición en un año electoral que recién comienza y promete interminables culebrones políticos. Y dado que el calendario avanza y los tiempos no pueden seguir dilatándose, la semana que comienza incluirá inevitablemente importantes definiciones partidarias.

Hasta el momento, solo dos de los siete intendentes justicialistas que decidieron desdoblar y adelantar las elecciones para el 12 de abril firmaron sus decretos. El intendente de Las Heras, Rubén Miranda, fue el primero en ratificar la decisión con el decreto 3.420. Días después el cacique sanrafaelino Emir Félix, emitió las resoluciones 1.203 y 1.204. Los otros cinco líderes comunales que aseguraron su desdoblamiento deberán asentarlo por escrito.

En el medio quedan otros cinco intendentes que aún evalúan qué hacer. Jorge Giménez (San Martín), Sergio Salgado (Santa Rosa), Martín Aveiro (Tunuyán), Juan Carlos de Paolo (General Alvear) y Roberto Righi (Lavalle) tienen pocos días para sacar sus conclusiones y acabar con las idas y vueltas.

Pero también hay indecisos en el radicalismo: mientras la Capital a cargo de Rodolfo Suárez volverá a desdoblar los comicios el 22 de febrero, resta saber qué pasará con las elecciones en La Paz, Junín y Rivadavia. Tanto Gustavo Pinto (La Paz), como Mario Abed (Junín) y Ricardo Mansur (Rivadavia) estudian adelantarse y los plazos legales exigen una respuesta lo antes posible.

Por otra parte, el desdoblamiento masivo de elecciones dejó sin demasiadas opciones al Gobierno, que busca evitar el financiamiento de los abultados montos que requieren las campañas. El vicegobernador Carlos Ciurca lo dejó en claro el martes pasado antes de iniciar la sesión especial en Senadores. Dijo que el Ejecutivo apoyará y defenderá en lo operativo las campañas electorales, pero los partidos políticos tendrán que pagar sus publicidades.

Se estima que alrededor de 18 millones cuesta cada acto electoral en Mendoza. Este número incluye los gastos operativos de votación, boletas, urnas, seguridad y escrutinio. Y este año solo con el desdoblamiento de los departamentos justicialistas se realizarán, al menos, seis elecciones, siempre y cuando no se sume un eventual balotaje.

Según explicó el ministro de Gobierno, Rodolfo Lafalla, la semana pasada, ya está listo el decreto reglamentando las PASO, solo falta su publicación en el Boletín Oficial. Es esta demora la que tanto molesta a la oposición que intenta judicializar el decreto y atacar con ese mismo acto la prohibición del financiamiento estatal de las campañas.

En eso consiste la estrategia radical y demócrata para que el Gobierno pague. Pero el justicialismo ya reiteró que no pondrá plata para las campañas, ya que prefiere destinar ese dinero para el sector vitivinícola, que tras el paro de los pilotos de lucha antigranizo ven amenazada su cosecha.

Otro de los aspectos que quita el sueño a los radicales es que el decreto reglamentado impida que un candidato acompañe más de una boleta Esa restricción, molesta especialmente al intendente de Godoy Cruz Alfredo Cornejo con intenciones de aliarse a los presidenciables Julio Cobos y Mauricio Macri. Según trascendió el decreto de las PASO cuenta con 50 artículos y estaría listo para ser conocido esta semana, lapso en el cual la política no se tomará vacaciones.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América