viernes 02 de enero de 2015
afondo

Qué hacer con el "champú" que te sobró

Existen varios usos para el vino espumante que quedó en el fondo de la botella tras los brindis por las fiestas y que nadie tomó.

Esto es lo que pasa con el champán, por estas tierras "vino espumante": sólo lo podés tomar cuando está recién abierto, frío y burbujeante en su copa, es lo que aconsejan.

Pero siempre queda un fondo en alguna que otra botella y si te pasaste de rosca, quedan muchas deliciosas formas para seguir con la "fiesta".

1-Bañate

Marilyn Monroe, cuenta la leyenda, solía bañarse en 350 botellas de champán, a fin de aprovechar los antioxidantes naturales de la uva.

Pero si no tenés unos cuantos cientos de botellas que te sobren (cosa muy probable), podés usar tan solo un sorbo como tónico natural. Michelle Phan, maquilladora y estrella de YouTube, promete que será "suave, fresco y refrescante".

Ella escribió lo siguiente en su página web: "El champán es uno de mis tónicos favoritos por sus propiedades para desintoxicar y su capacidad para luchar contra los radicales libres".

De acuerdo con Phan, el ácido también ayuda a emparejar el tono de la piel. Ella sugiere poner una pequeña cantidad en una almohadilla de algodón y pasarlo por el rostro.

2-Hacé que tus zapatos brillen

La diseñadora de calzado parisina, Olga Berluti, sostuvo que ella termina de lustrar los zapatos con champán, y anima a sus clientes acaudalados a hacer lo mismo.

Se dice que reduce la grasa en la pasta para lustrar, lo que permite que el color natural del cuero brille verdaderamente.

Aunque esta podría parecer una práctica detestable del 1%, hay precedentes históricos.

La práctica se remonta a los años 1800 y a un sujeto llamado Beau Brummell, quien encabezó la tendencia del traje hecho a la medida y a quien le gustaban sus zapatos con un poco de brillo.

Según un libro escrito por Carlo Maria Franzero, un joven una vez le preguntó a Brummell cómo hacía para que sus botas brillaran tanto. Él dijo que no utilizaba nada aparte de la "espuma del champán".

Brummell también era el tipo de persona que se ponía tres camisas limpias al día y hacía que se las lavaran en el campo para obtener un aroma fresco.  

3-Ponete a cocinar

Podés agregar vino espumante a los huevos revueltos en lugar de leche para que queden más esponjosos, o podés utilizar un poco de vino blanco y agregárselo a las salsas, aderezos de ensalada o postres, según David DiSalvo, un chef en la ciudad de Nueva York.

"Hará que tu comida sea mucho mejor", dijo. "No hay nada malo en cocinar con eso".

Él sugirió hacer una "beurre blanc", lo cual es básicamente una salsa. Tan solo tenés que poner cebolla picada en una olla y agregar el champán. Redúcelo un tercio y agregá un poco de crema.

"Luego añadí un poco de manteca y batila hasta que se convierta en una salsa cremosa que puede ir con todo", dijo DiSalvo. "Va muy bien con pescado".

Fuente: CNN.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América