sábado 29 de agosto de 2015
PUENTES DE ESPERANZA

Yo puedo: el golf y un ejemplo doble de superación

Luis y Catriel Rojas son padre e hijo y practican un deporte a través del cual encontraron el camino para superar diversos obstáculos.

Este “Yo puedo” es un ejemplo de esfuerzo y superación doble. Se trata de la historia de un padre y su hijo que encontraron en el golf una oportunidad de salir adelante, y la aprovecharon. Ellos son Luis y Catriel Rojas (padre e hijo). Llegaron al golf en distintos momentos y por diferentes motivos, pero hallaron allí una salida.

Luis y Catriel viven en San Nicolás, en un barrio muy humilde, y muy cerca del club de golf de esa ciudad.

Luis siempre vivió en la zona. De chico revolvía la basura y pedía monedas en el semáforo, pero a los 9 años fue a solicitar trabajo en el club de golf y ahí cambió su vida. Empezó de caddie. Hasta que un día los jugadores del lugar lo vieron pegarle a la pelota y se dieron cuenta de que tenía cualidades para el juego, y así fue que lo becaron.

Luis cuenta que el primer palo de golf se lo armó él mismo con una barra de hierro y una cámara de bicicleta. Los años y la práctica lo convirtieron en un gran jugador. Participó en importantes competencias, ganó el circuito 2011 de la PGA (asociación de golfistas profesionales) y, actualmente, trabaja como profesor de ese deporte.

Catriel, su hijo, también se destaca en el golf. Tiene 15 años, y hace 3 sufrió un terrible accidente en el cual perdió una de sus piernas. A partir de ahí, empezó a jugar al golf y hoy en día es un gran jugador y un claro ejemplo de constancia y esfuerzo: participa de torneos abiertos y ha ganado varios de ellos. Su aparente limitación no es una traba para que se destaque.

Catriel disfruta del juego, cuenta que le encanta ir al club a practicar y sostiene que “no hay obstáculos en la vida”.

Padre e hijo, realizan clínicas en las que transmiten esta idea de superación. Luis y Catriel cambiaron sus vidas a través del deporte. Ellos son ejemplos de que a pesar de las adversidades de la vida, se puede.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América