domingo 04 de enero de 2015
espectaculos

Problemas para la chica disney

Selena Gomez no anda de parabienes. Luego de un 2014 movidito, donde vio publicados desnudos suyos por un hacker y donde el fantasma de su ruptura con Justin Bieber no dejó de rondarle, arrancó 2015 de la peor manera. Nada menos que enojando a la parcialidad musulmana de sus fans que, por una "broma" que no fue entendida como tal, expresó su repudió por Internet y las redes sociales. Lo cual, de Salman Rushdie (el escritor condenado a muerte por una ayatolá a causa Los versos satánicos, un libro considerado ofensivo para sectores del Islam) a esta parte, no es lo más conveniente si uno prefiere mantenerse vivo y feliz en este mundo convulsionado.

Según Tiempo Argentino, el asunto fue así. Con el fin de despejarse de, como se dijo, un 2014 por demás agitado, la cantante y actriz que supo hacerse conocida con la serie Hannah Montana de Disney, viajó a Tierra Santa, más especifícamente a los Emiratos Árabes. Seguramente conmovida por el clima religioso que suele respirarse allí durante todo el año, Selena se dio una vuelta por la mezquita de Abu Dhabi, capital de ese país, donde ni lenta ni perezosa, procedió a sacarse unas fotos para nada convencionales. Más bien, todo lo contrario. ¿En qué consistieron esas fotos? En posar frente a la mezquita con estricto atuendo oscuro y cubriéndose la cabeza como con un velo, pero –siempre hay un pero– dejando ver también su exquisito tobillo derecho. Más precisamente: el perfil casi entero de su pantorrilla y pie derecho en un gesto similar al de una mujer en una ruta deshabitada queriendo que frene y la lleve algún conductor bien intencionado.

Error. Pero no conforme con la ruptura del protocolo y las buenas costumbres previstas en las visitas a las mezquitas de Tierra Santa, la cantante subió la imagen a Instagram y la difundió por todo el mundo. ¿Cómo? Sí. Lo que acaban de leer. No es de extrañar, entonces, la verdadera avalancha de repudio y mensajes condenadores que la ex ídola teen recibió en pocas horas. Situación que la obligó a retirar la imagen de la famosa red social y especular con un posible perdón público a los fans.

"Me gusta Selena Gomez, pero lo que hizo me lleva a no ser más un fan", comentó uno de sus ex seguidores. Tal vez el más educado de ellos. Pero igual de indignado. De acuerdo con el conocido sitio TMZ (especializado en farándula internacional), la cantante no viajó sola sino que estuvo acompañada en ese momento por varias celebridades. A saber: las modelos Kendall Jenner y Gigi Hadid, así como el cantante australiano Cody Simpson y la actriz Shay Mitchell. Con todos ellos Selena se sacó una primera foto grupal que no suscitó mayores problemas.

Antes había tuiteado: "Chicos este año no ha sido el mismo y es que ustedes lo han hecho increíble. ¡Feliz Navidad! Por favor díganme que están comiendo tanto como yo." También una tierna foto junto a su hermanita, Sissy, y otras igual de inocentes junto a sus famosas amigas. Siempre luciendo las típicas burkas de la región y mostrándose frente a la cámara en características poses árabes. "Pashminas y velas bajo las estrellas", escribió la cantante a la hora de retratar ese momento.

El lío, claro, vino después, cuando Selena fue la única de toda la troupe que osó jugar a ser provocativa en la foto ya descripta. ¿Es que ninguna de sus amigas fue capaz de advertirle del traspié en el que estaba a punto de incurrir? Quizás, igual que ella, subestimaron la situación y no vieron el potencial ofensivo en la imagen. O no, quizás sí lo vieron, y no les importó avisarle a su amiga. Como sea: difícil que Selena Gomez vuelva pisar Tierra Santa con ganas de remedar a una estrella sexy en un lugar prohibido. La próxima, seguramente, lo pensará dos veces.

Rihanna, también polémica

No es la primera vez que una artista tiene problemas por su accionar en esa famosa mezquita. En 2013 la espectacular Rihanna fue echada de la entrada de una por realizar una sesión de fotos que, según las autoridades religiosas del lugar, era provocativa y no se encontraba dentro de los parámetros del Islam. Sin embargo, lejos de verse intimidada, la cantante denunció el rechazo al que estaba siendo sometida posteando las imágenes que logró captar su fotógrafo. Una actitud diferente.

Fuente: Infonews

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América