jueves 04 de agosto de 2016
Pokemon Go

Quisimos frenar la locura pero fallamos: Finalmente, Pokémon Go llegó a la Argentina

El videojuego para móviles desarrollado por una empresa estadounidense y que desde su estreno mundial el pasado 6 de julio rompió todos los récords de descargas, está disponible desde hoy en nuestro país.

Intentamos frenar la locura para evitar caos en la ciudad, pero fallamos. Finalmente, el videojuego Pokémon Go está disponible, de forma gratuita, tanto para smartphones con Android como para iPhones en territorio argentino.

El juego, lanzado de forma escalonada -primero en Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos, y luego en casi toda Europa-, también llegó este miércoles al resto de los países de Centro y Sudamérica.

"Estamos muy contentos de estar poniendo oficialmente a Pokémon Go en las manos de nuestros fans de América Latina, los visitantes, y los atletas olímpicos en río!", publicó en su perfil de Facebook la cuenta oficial del videojuego.

Los usuarios de Twitter se hicieron eco rápidamente de la llegada del juego y el término "Pokemon Go" se instaló primero entre los trending topics, aunque dada su tan reciente llegada, esta noche aún no había cifras de cantidad de descargas al menos en la tienda de aplicaciones de Google, según confirmaron a Télam desde la empresa.

De todas formas, es esperable que el videojuego alcance pronto el tope de la lista de descargas, como sucedió en todos los países en los que está disponible.

Esta semana Pokémon Go superó la cifra de las 100 millones de descargas a nivel global, informó el sitio especializado TechCrunh en base a un informe de la consultora App Annie, que reportó además que la franquicia le está generando a sus creadores ganancias por alrededor de 10 millones de dólares diarios.

Para ponerlo en contexto: solo en sus primeros siete días Pokemon Go había pulverizado la marca que en Estados Unidos registraba el masivo Candy Crush, hasta entonces el rey de los juegos para móviles.

Parte de su éxito, coinciden los analistas, radica en una notable utilización de la realidad aumentada, que permite colocar elementos virtuales en el mundo real; utilizando la cámara de su smartphone -y el GPS y el reloj-, el jugador debe recorrer calles, plazas o puertos para descubrir y coleccionar alguno de los 151 personajes del universo fantástico de Pokemon, la serie japonesa de dibujos animados surgida en los 90.

A medida que el jugador se mueve y en función del lugar y la hora, estas criaturas van apareciendo en la pantalla del teléfono para que el usuario los capture.

En los últimos días fueron muchas las ciudades en las que se vieron grupos de personas que recorren calles y plazas mirando las pantallas de sus teléfonos, mientras otras (como Río de Janeiro, a pedido de su alcalde Eduardo Paes) venían reclamando su llegada y algunos sitios pedían su prohibición.

Entre estos últimos están por ejemplo las japonesas Hiroshima y Nagasaki, que pidieron que las criaturas de Pokémon Go no aparezcan en sus respectivos Parques de la Paz, o la planta de Fukushima, cuyas autoridades le exigieron a Niantic que las criaturas no aparezcan cerca de la zona de exclusión nuclear.

También pidieron su exclusión los antiguos campos de concentración de Alemania, museos estadounidenses (como el Museo del Holocausto y el Cementerio Nacional de Arlington, en Washington) y Arabia Saudita, cuya más alta institución islámica del país emitió un dictamen que prohíbe el juego en todo el país.

Fuente: Télam

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América