martes 16 de mayo de 2017
PLANETA AMÉRICA

¡Nooooooooooooo, qué griterío! El bebé que más llora, gana

El Festival Nakisumo se celebra el cuarto domingo de cada mes de abril desde hace más de 400 años. Según una creencia popular japonesa, el llanto de los menores de un año ahuyenta a los malos espíritus.

El cuarto domingo de cada mes de abril desde hace más de 400 años, los padres japonenes llevan a sus bebés de menos de un año al Festival Nakizumo, también llamado Naki Sumo, con trajes tradicionales para participar en las 'peleas' de llantos.

"El niño que llora, crece más rápido". Así dice el proverbio nipón en el que se basa esta tradición en la que luchadores de sumo sujetan a los bebés participantes y les balancean mientras un juez grita "¡Naki, naki" (llora, llora). Participan un centenar de bebés todos los años.

El primer bebé en llorar, es el ganador. En el caso de que ambos empiezan a berrear a la vez, se dará como ganador al que lo haga más alto. Sin embargo, si ninguno de ellos llora, los luchadores de sumo se ponen máscaras para asustar a los pequeños.

Se celebra a lo largo del país nipón, aunque el más popular de todos es el que se realiza en el templo de Sensoji, en el distrito de Asakusa de Tokio. Según una creencia popular, el llanto de estos pequeños ahuyenta a los malos espíritus.

Fuente: 20minutos.es

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América