miércoles 03 de mayo de 2017
PLANETA AMÉRICA

La cara de este bebé mientras lo rescatan los bomberos no tiene precio

¿El salvataje de un bebé de un año puede ser divertido? Por lo que se puede ver en la contagiosa sonrisa de Brandon, un niño inglés que debió ser rescatado tras quedarse encerrado en un auto, sí se puede.

Un pequeño de 14 meses es el protagonista de uno de los rescates con final feliz más angustiosamente divertidos que se han visto recientemente. Brandon Emery se quedó encerrado accidentalmente en el coche de su madre, mientras ella descargaba la compra en el maletero y, con su añito de edad, demostró la famosa teoría que dice que mantener la calma es la clave para la resolución de todo tipo de conflictos.

El equipo de Bomberos de la Comunidad de Bude, Cornwall, recibió el pasado viernes una llamada de emergencia alertando de que un bebé de unos 14 meses se había quedado encerrado en un vehículo que se encontraba en el aparcamiento de un supermercado. Al presentarse en el lugar descrito se encontraron con un simpático y alegre niño que, a pesar de las circunstancias, jamás perdió la sonrisa.



Kirsty Green, la madre de Brandon, de 27 años, contó a los bomberos que tuvo que dejar al niño dentro del coche mientras ella colocaba la compra en el maletero porque no se quedaba quieto en el asiento para bebés del carrito de la compra y tenía miedo de que se hiciera daño. La fortuna -o la falta de ella- quiso que el pequeño accionara el mecanismo que activa el cierre de puertas justo cuando Kirsty había cerrado el maletero con las llaves del coche dentro.


bebe madre planeta




Los bomberos quisieron actuar con cautela en un primer momento, pero terminaron por romper una de las ventanas traseras del vehículo al ver que el pequeño logró hacerse con una moneda de dos peniques y se los llevaba a la boca.


bebe risas planeta



Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América