lunes 21 de agosto de 2017
#PlanetaAmerica

El secreto de un buen asado, compartido por los mejores asadores del país

Uno de los hombres que ganó en la competición nacional contó cómo condimentar la carne y cómo medir la temperatura de las brasas.

Dos asadores de Rosario que representaron a la provincia de Santa Fe se alzaron ayer con la segunda edición del Campeonato Federal de Asado, que se realizó en plena 9 de Julio. El equipo conformado por Marcelo Herrera, como parrillero; y Pablo Ramallo Oliva, como asistente, resultó ganador, al ser el más aceptado por los jueces.

Los participantes, que se desempeñan como asadores de City Center Rosario, tuvieron que cocinar tres cortes de carne vacuna predefinidos: vacío, asado de tira ancha y colita de cuadril, además de choripán.

En contacto con Zysman 830 de La Ocho, Pablo Ramallo Oliva contó los secretos para preparar un buen asado:

  • "Al vacío lo condimentamos con un morterito con ajo, orégano fresco y una serie de condimentos. Lo pinté muy bien para que tenga buen sabor y se diferencie del resto, para que el jurado se acuerde de nosotros".
  • "En la costilla una buena costra de sal, abundante. Cuando se da vuelta se cae la sal, no queda muy salado. Además una serie de condimentos arriba, como ralladura de limón, que quedó muy linda. Todo ayuda para mejorar el sabor. Obviamente en su casa uno le pone sal y pimienta".
  • "El chimichurri no puede faltar con el pan. Pero aparte, cada cual le pone lo que le gusta".
  • "Para el fuego una mezcla de carbón y leña, 50 y 50. Carboncito para empezar rápido, porque teníamos un tiempo, dos horas y media. Y después una leña arriba que le fueron aportando sabor a humo".
  • "Fuego constante para no apurarlo. Si pusiste la mano en la parrilla y te quemaste en 4 segundos es porque está muy fuerte. Al menos 8 segundos te tiene que aguantar la mano".


Los asadores dispusieron de 11 condimentos: jugo de limón, aceite neutro, ajo fresco, orégano, ají molido, pimentón, laurel, comino, sal, nuez moscada y pimienta, y también de pan.

Estos productos fueron entregados por los organizadores, en tanto que cada asador tuvo que llevar sus propias herramientas de trabajo para parrilla y elegir entre carbón o leña como combustible. El jurado lo integraron representantes de parrillas destacadas, críticos gastronómicos, integrantes de organizaciones afines a la gastronomía, un representante institucional y una pareja de vecinos porteños.

Los jueces evaluaron la presentación, el sabor y el punto de cocción, a través de una puntuación de 1 a 5.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América