jueves 30 de junio de 2016
PLANETA AMÉRICA

Celebró el último día de clases con un vestido diseñado por sus alumnos

Shari Castlebury es una maestra de Oklahoma. Le tomó tanto cariño a sus "niños" que decidió llevarse un recuerdo único.

La enseñanza es una de las tareas más importantes y difíciles a las que una persona puede dedicarse. Lograr la atención de los niños es un desafío cotidiano.

Por supuesto, todo el caos vale la pena cuando se ven que esas caras dulces se entusiasman con un tema nuevo o descubren una nueva pasión. Sin maestros increíbles como guía, nadie tendría la oportunidad de llegar a lo que realmente queremos en la vida.

Shari Castlebury, una maestra de primer grado en Lawton, Oklahoma, es sin duda uno de los maestros que realmente hace un esfuerzo adicional para sus estudiantes.

Cuando el año escolar llegó a su fin, sabía que quería hacer algo especial para recordar a cada uno de sus pequeños estudiosos preciosos.

Como le dice a su periódico local, La Constitución Lawton: "Me enamore de ellos y entonces quise tener algo para aferrarme a eso."

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América