miércoles 12 de abril de 2017
Creer o reventar

Aseguran haber visto sangrar a una hostia en Rafaela

Fue en un lugar en el que se rehabilitan jóvenes con adicciones. Uno de los chicos estaba rezando y advirtió una mancha corrida de color rojizo.

Un grupo de muchachos que asiste a la Casita de San Miguel, en Rafaela, donde conviven jóvenes que se encuentran en rehabilitación por adicciones, provocó conmoción porque aseguró haber visto sangrar una hostia ubicada sobre el altar.

La Casita de San Miguel está ubicada en Cerdán al 2200, en el barrio Güemes de La Perla del Oeste. Esta mañana, según indicó el portal Aire de Santa Fe, uno de los chicos alojados allí se encontraba rezando cuando notó que se empañaba el vidrio del Santísimo, donde se encuentra una hostia consagrada.
Conmovido, el joven fue de inmediato a buscar al encargado del lugar y, al regresar, se encontraron con que de la Eucaristía manaba un líquido de color rojizo. En seguida se sumaron otros compañeros, quienes al ver el fenómeno, comenzaron a llorar y a orar.

Minutos después concurrieron al lugar el padre Alcides Suppo y al obispo de la diócesis, quienes decidieron retirarlo debido a que se había convocado mucha gente en el lugar.
Trascendió además que la muestra será enviada al Vaticano para que el ente especializado en análisis científicos determine si se trata de un milagro real.

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América