viernes 15 de abril de 2016
PLANETA AMÉRICA

Apretó dos teclas por error e hizo quebrar a su empresa y a las de sus clientes

Un proveedor de dominios web realizó una operación involuntaria y eliminó de manera definitiva toda la información. Ahora enfrentaría una catarata de juicios.

Un proveedor de dominios web quedó literalmente en quiebra y provocó una situación similar en todos sus clientes al apretar un comando UNIX de forma involuntaria, por lo cual arrojó al cesto de basura todos los datos de su empresa y los de sus usuarios.

Según el diario The Independent, Marco Marsala habría destruido de manera accidental todos los datos de su empresa y la de sus 1.535 clientes. El causante del desastre es la orden "rm-rf", que elimina todo aquello que se selecciona de forma permanente e inminente.

La primera parte, "rm", hace referencia a una orden de eliminar, la siguiente "r" borra todo el contenido dentro de un directorio dado y la "f" fuerza a la máquina a ignorar todas las advertencias habituales que vienen cuando se va a proceder a una eliminación sin retorno.

El error del informático fue introducir el comando UNIX sin concretar un destino, fallo que su ordenador interpretó como que quería borrar todos los datos de sus servidores y las copias de seguridad de los mismos.

Con apenas unas letras, destruyó todo. Según cuenta el periódico, el hombre acudió a foros de informáticos expertos como una forma desesperada de intentar recuperar todos los datos.

Al informar de su percance la mayoría de usuarios coincidieron en que las opciones de recuperar la información eran inviables y nulas.

"Siento decirte que tu empresa está ahora esencialmente muerta", era el mensaje más repetido. Incluso bromearon con que en lugar de un crack de la informática lo que tenía que buscar era un buen abogado para hacer frente a las consecuencias que acareará su fallo.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América