sábado 03 de diciembre de 2016
NOTICIAS EN AMÉRICA

La historia más increíble y triste de la tragedia aérea

En un acto de generosidad, un periodista le cedió el lugar a un colega que "soñaba" con estar en la primera final del Chapecoense. "Esto es una pesadilla", dijo.

Iván Carlos Agnoletto, relator de la campaña de Chapecoense para una radio del estado sureño de Santa Catarina, salvó su vida por un gesto de generosidad profesional, al ceder a un colega su lugar en el vuelo chárter que se estrelló el pasado lunes en el departamento de Antioquia, Colombia, antes del aterrizaje previsto en Medellín para disputar la primera final de la Copa Sudamericana.

El periodista comentó en una nota con la web BBC News que tenía pensado embarcarse para narrar el juego con Atlético Nacional en el estadio Atanasio Girardot pero que finalmente no lo hizo porque su colega Gelson Galiotto, uno de los 22 periodistas fallecidos en la tragedia, le confesó su ilusión de poder viajar.

"El viernes pasado Gelson fue a mi casa y me dijo que soñaba con estar en la primera final porque nunca había podido transmitir un partido internacional fuera de Brasil. Me quedé con eso en la cabeza y al día siguiente le confirmé que él sería el enviado", reveló.

Entonces Galiotto se subió al avión de la empresa boliviana Lamia pero sin dar de baja el nombre de Agnoletto de la nómina inicial de pasajeros.

"El martes pasado -recordó- estaba profundamente dormido en mi casa cuando alguien llamó a mi esposa para ofrecerle las condolencias. Ella contestó: ¿pero cómo, si mi marido está a mi lado?. Luego preguntó que avión se había caído y al escuchar su pregunta salté de la cama: ¿qué avión se cayó?, interrogué; 'el de Chapecoense', me respondió".

"Algunas personas me dicen que debo sentirme aliviado, pero aquí no hay alivio posible. Esto es una pesadilla, se fue un colega, un hermano mío. Por momentos tengo el impulso de mandarle un mensaje de Whatsapp sobre trabajo y entonces me dio cuenta que ya no está más", lamentó Agnoletto.

"Chapecoense está en mi vida desde el año que nació (1973). Tenía 13 años cuando vi el primer amistoso, después lo acompañé en todos los juegos hasta que comencé a relatarlo. Llevo 990 juegos oficiales narrando al equipo", concluyó.

Fuente: Diario Uno

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América