lunes 18 de abril de 2016
NOTICIAS EN AMÉRICA

¡Emocionante! 80 chicos se rapan para apoyar a una compañera con cáncer

Tras meses de quimioterapia, Marlee Pack tuvo que volver a la escuela en donde se encontró con que 80 chicos, docentes y directivos decidieron cortarse el pelo para estar como ella.

"Sé audaz, sé valiente, rápate", es el lema que acompaña la iniciativa para acompañar a Marlee Pack. Esta chica de 9 años está luchando por su vida tras ser diagnosticada hace dos años de un rabdomiosarcoma alveolar, es un tumor maligno de tejido blando que suele aparecer en las extremidades. Pero ella no está sola.

Luego de meses de recibir quimioterapia y perder su pelo, volvió a la escuela Meridian Elementary School de Broomfield, en Estados Unidos, y fue recibida con un festival en el que 80 de sus compañeros decidieron raparse la cabeza como forma de apoyarla.

La idea surgió de su mejor amiga, Cameron McLaughlin, quien fue la primera en cortarse el pelo, y entregarlo como donación. "Cuando Cameron le dijo a Marlee que estaba pensando en raparse, Marlee sonrió muchísimo y dijo 'podemos ser las mejores amigas peladas'", recuerda Cheray McLaughlin, madre de Cameron, en declaraciones concedidas a Today.com

Finalmente, muchos otros se contagiaron y la dirección del centro escolar decidió ayudar organizando un evento para que cualquiera que quisiera sumarse a este acto solidario lo hiciera. Así nació el festival "Be Bold, Be Brave, Go Bald," (Sé audaz, sé valiente, rápate), en el que 80 niños, tres profesoras, todos el equipo directivo e incluso la madre de un alumno se raparon la cabeza. Y todo el trabajo fue realizado por 8 peluqueras que donaron su trabajo a la causa.

Embed

Todo el pelo que juntó fue donado a la St. Baldrick's Foundation, una organización sin fines de lucro que colecta fondos para la investigación del cáncer infantil, y que convierte el pelo en dinero. Según la profesora Erin Dupper, los chicos que se animaron a raparse lo hicieron porque "no querían ver a Marlee triste o contrariada. Querían verla contenta y con valor, por eso se tomaron todo como si fuera una celebración".

"No pensé que tanta gente se fuera a rapar la cabeza, me siento fenomenal por volver al cole y no ser la única sin pelo", asegura Marlee. En tanto, su madre dijo que "ella pasó por mucho en el último año. Este acto la hizo ser más positiva y extrovertida. Tiene más seguridad en sí misma y está feliz".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América