domingo 04 de enero de 2015
mendoza

Muchos proyectos y no tantos beneficios dejan los mendocinos del Congreso nacional

Senadores y diputados de esta provincia presentaron todo tipo de iniciativas: desde la declaración de interés de torneos hasta los aspectos civiles de sustracción internacional de chicos

Laura Zulián
zulianlaura@diariouno.net.ar

Están casi todo el año en Buenos Aires. Representan a los mendocinos y a la provincia pero, a la distancia, muchas veces poco se sabe de la tarea que hacen los legisladores en el Congreso de la Nación. Por eso, Diario UNO realizó una aproximación a un balance de la gestión de los diez diputados y los tres senadores nacionales que tiene Mendoza: cuántos proyectos firmaron y cofirmaron, y de qué se trataron. Muchos apoyaron iniciativas y eventos que se realizaban en la provincia, pero poco fue lo que quedó en concreto para los mendocinos.

FPV: apoyo oficialista
El Frente para la Victoria (FPV) tiene cuatro diputados nacionales –Alejandro Abraham, Guillermo Carmona, Anabel Fernández Sagasti y Dante González–.

Abraham puso su sello en 2014 a 68 proyectos. Pero sólo diez fueron de él como firmante –es decir, como autor–. Entre los de ley, presentó uno para que se declare en todo el país el 14 de agosto como el Día de la Mujer Policía. Esto fue en consonancia con el proyecto de resolución que también presentó y mediante el cual adhirió a la conmemoración del 15º aniversario de la muerte de la oficial Érica Beatriz Bercich López, que fue la primera mujer policía de Mendoza caída en un acto heroico. Érica nació un 14 de agosto. La iniciativa aún está en proceso de estudio.

Guillermo Carmona firmó más del doble de proyectos que su compañero de bloque como autor en 2014. Muchas de las iniciativas tuvieron que ver con cuestiones de coyuntura internacional y con temas referidos a las Islas Malvinas. Por ejemplo, envió uno para expresar el repudio por la desaparición y asesinato de los 43 estudiantes de la escuela normal rural de Ayotzinapa en México. Presentó un proyecto para que se instituya al 5 de noviembre como el Día de la Integración de los Pueblos Latinoamericanos. Esta iniciativa tiene dictamen de comisión que aconseja la sanción.

La camporista Anabel Fernández Sagasti tuvo bajo su autoría 14 proyectos. Atenta a los eventos que tuvo la provincia en 2014 presentó, por ejemplo, una iniciativa para que la Cámara de Diputados declarara de interés el Champions Trophy. También trabajó sobre temas relacionados con la mujer y con la trata. Presentó uno para crear una ley que establezca un procedimiento para la aplicación de convenios sobre la restitución de niños y niñas, y régimen de comunicación o contactos internacionales. Esto es para regular los procedimientos aplicables a los casos comprendidos en el Convenio de La Haya del 25 de octubre de 1980 sobre los aspectos civiles de la sustracción internacional de menores. Esta ley serviría para llenar un vacío legal que hay existe en nuestro país y se aplicaría, por ejemplo, a casos como el de la mamá de San Rafael que logró que una jueza de familia dejara que sus hijos se quedaran en Mendoza y no atendió el pedido de su padre que los reclamaba desde Alemania. El expediente de esta norma está en análisis en la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia y en la de Justicia.

El último de los diputados del FPV, Dante González, fue el que más proyectos firmó como autor: 37. Pero de estos sólo 9 fueron de ley. Presentó, entre otros, uno para que se regule la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas según el cual deberían distribuir entre todos sus empleados el 10% de sus ganancias. González expresó su “beneplácito” por distintas circunstancias en 13 proyectos de declaración.
Así mostró su apoyo a la reactivación de las minas Hierro Indio y Cerro Amarillo, a la puesta en marcha otra vez del yacimiento petrolífero La Ventana e, incluso, por la puesta en funcionamiento de la turbina hidrocinética que producirá energía renovable.

Radicales: pedidos de informes
La Unión Cívica Radical también tiene cuatro diputados nacionales. Julio César Cobos, el ex gobernador y ex vicepresidente tuvo una participación promedio dentro del Congreso.

Bajo su sello se presentaron 17 proyectos. El precandidato a presidente trabajó para que se modifiquen artículos de la Ley de Impuesto a las Ganancias y también trató de llevar a la Nación iniciativas que había realizado en Mendoza como mandatario, como el Servicio Cívico Voluntario. El proyecto está en comisión.

Realizó dos pedidos de informe al Ejecutivo, uno sobre la obra del Paso Pehuenche y otro sobre Portezuelo del Viento, en ambos casos solicitó que se informara en qué estado están las obras y si existen los recursos para realizarlas.

Enrique Vaquié tuvo una labor crítica con el oficialismo. Realizó ocho pedidos de informes y entre los proyectos de ley que presentó hubo 10 que fueron modificaciones a distintos artículos de leyes como el nuevo Código Penal, la Ley de Hidrocarburos y la de Emergencia Económica.

Vaquié envió también un proyecto para multar a las obras sociales y prestadoras que se negaran a cumplir con el Plan Médico Obligatorio y obligaran al beneficiario a iniciar una acción judicial para poder conseguir el beneficio correspondiente.

Patricia Giménez fue, sin dudas, la que más actividad tuvo en el Congreso. Firmó 52 proyectos propios. Realizó más de 20 pedidos de informes y propuso leyes relacionadas con la familia rural. Una para que se declare al 5 de diciembre como el Día Nacional de la Familia Rural y otro para la promoción de pueblos rurales turísticos.

Luis Petri presentó proyectos de ley para establecer modificaciones al Código Penal, al Código Procesal Penal y al Código Electoral Nacional.

Petri envió una iniciativa para que se cree la Oficina de Acceso a la Información Pública y para que se cree, en el ámbito de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, un programa de Protección de Testigos de Hechos de Corrupción. Ambos están en tratamiento en comisiones.

En detalle

Del Caño envió el proyecto para ganar lo mismo que un docente

Nicolás Del Caño, el diputado que el Frente de Izquierda y de los Trabajadores logró ubicar en el Congreso tras una elección histórica, tuvo una agitada labor parlamentaria. Presentó 45 proyectos de su propia autoría. Envió una iniciativa para crear el boleto educativo gratuito en todo el país. El diputado exhibió una labor que apuntó a la situación de los trabajadores en distintas empresas. También cumplió con lo que fue parte de su campaña electoral y mandó el proyecto de ley para equiparar las dietas de los legisladores y funcionarios con las de los docentes. Esta iniciativa está en la Comisión de Hacienda y en la de Asuntos Constitucionales.

Pradines: el que menos proyectos presentó en todo el año

Roberto Pradines el representante del Partido Demócrataque sólo presentó ocho iniciativas en 2014. En uno de ley promovió la creación de la Comisión Nacional Formadora de Precios Vitivinícolas.

Senadores radicales citaron a ministros y pidieron explicaciones

Por Mendoza, son los radicales los que tienen mayoría en el Senado. Allí están Ernesto Sanz y Laura Montero. Sanz puso el énfasis en planteamientos hacia las cuestiones de privilegio y junto con Montero pidieron, en más de una oportunidad, que el ministro de Economía, Axel Kicillof se presentara a dar explicaciones al Senado. Montero encaminó su labor legislativa a asuntos relacionados con las economías regionales. Pidió que se creara una ley de estímulo al desarrollo de la ganadería bovina en zonas áridas y semi áridas y presentó, en su cámara, el mismo proyecto que Cobos en Diputados, pidiendo la creación del Servicio Cívico Voluntario.

La mayoría de los proyectos de Bermejo fueron de declaración

Adolfo Bermejo presentó en su mayoría proyectos de declaración para expresar su “beneplácito” frente a diferentes situaciones como por ejemplo el 80 aniversario de la fundación de la escuela José Alberto Ozamis de Maipú.
 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América