miércoles 27 de enero de 2016
buenos-dias-america

Misterio, detención y un macabro hallazgo

La familia que estaba desaparecida fueron encontrados en Santa Teresita. El matrimonio y sus dos hijos están en buen estado de salud. La mujer quedó detenida en el marco de la investigación de la muerte de su madre.

Una mujer que era buscada desde hace casi un mes junto a su esposo y sus hijos, fue detenida hoy en la localidad balnearia de Santa Teresita acusada de haber asesinado a golpes a su madre, a la que hallaron muerta la semana pasada en su departamento de la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

Fuentes policiales y judiciales aseguraron a Télam que la acusada, Claudia Fabiana Ercoreca (39), fue detenida esta tarde por personal policial en una cafetería de la terminal de micros de Santa Teresita, donde se encontraba junto a su esposo Cristian Germán Fitzi (29) y los dos hijos varones menores de edad de la pareja.

De acuerdo a los voceros, los efectivos contaban con una orden de captura para Ercoreca por el ‘homicidio calificado por el vínculo‘ de su madre, identificada como Lida Frachini (76), cuyo cadáver había sido encontrado la madrugada del sábado último en su departamento del 5to. piso de un edificio situado en Chacabuco al 328 de Ramos Mejía, en el oeste del conurbano.

Las fuentes señalaron que Frachini había sufrido a principios de noviembre pasado un asalto en la vía pública en Morón, donde la golpearon en el rostro y le lesionaron la mandíbula, a raíz de lo cual permaneció internada en una clínica hasta principios de diciembre. Tras recibir el alta, la anciana quedó al cuidado de su hija en la casa que ésta habitaba junto a su esposo e hijos en Alicante al 1819, de la localidad de Isidro Casanova, también en La Matanza, pero el 28 de diciembre, por problemas de salud volvió a ser hospitalizada. En esa situación permaneció hasta el 7 de enero, cuando nuevamente le dieron el alta pero esta vez no se quedó en la casa de su hija, sino que se fue a su departamento de Ramos Mejía.

Un jefe policial que participa de la pesquisa explicó a Télam que, en paralelo, una hermana de Fitzi, de nombre Denise, denunció que no tenía noticias de su hermano y su familia desde el 29 de diciembre, por lo que se inició una causa por ‘averiguación de paradero‘ en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Departamento Judicial La Matanza, a cargo de la fiscal Mariana Sogio.

Seis días después de la presentación judicial, los vecinos dijeron haber visto a Ercoreca salir del departamento de su madre en Ramos Mejía con una bolsas de consorcio, mientras que 48 horas más tarde -el viernes pasado-, la ahora acusada regresó al inmueble y dijo a los testigos que encontró a Frachini muerta.

El jefe policial consultado señaló que Ercoreca se dirigió junto a unos vecinos a la comisaría de Ramos Mejía donde alertó que su madre había fallecido, al parecer, por causas ‘naturales‘, e inmediatamente dijo que se iba a buscar un médico y una cochería para velarla. Como la mujer no regresó, el personal policial se dirigió en las primeras horas del sábado al departamento de la anciana y halló el cadáver en avanzado estado de descomposición. ‘A simple vista no se advertían lesiones‘, describió el investigador y agregó que luego la autopsia determinó que Frachini había muerto por golpes en cuero cabelludo, cuello y tórax y que estos traumatismos eran actuales y no estaban relacionados con las heridas sufridas en el asalto en Morón.

Además, los forenses estimaron la data de muerte en más de 72 horas antes del hallazgo del cadáver, por lo que el crimen ocurrió el miércoles 20 de diciembre, mismo día en que los testigos dijeron haber visto allí a la hija de la víctima.

En base a estos elementos, el fiscal Carlos Arribas, de la Unidad Funcional de Instrucción Temática de Homicidios de La Matanza, pidió ayer la detención de Ercoreca por el ‘homicidio calificado por el vínculo‘ de su madre.

Las fuentes judiciales precisaron que la sospechosa era esta tarde trasladada desde Santa Teresita hacia La Matanza y que recién mañana será indagada por el fiscal Arribas, quien también dispuso un allanamiento a la casa de la acusada en Isidro Casanova donde se secuestró un pen drive y una computadora, y se constató que la heladera estaba llena, al igual que los guardarropas.

Esto último hizo sospechar al instructor judicial, que estaba al tanto de la denuncia por ‘averiguación de paradero‘, que la mujer y su familia no habían desaparecido a fines de diciembre sino que habían abandonado la vivienda hacía poco y de manera imprevista.

Esta mañana, cuando la familia de Fitzi hizo público la supuesta desaparición, una mujer vio al matrimonio y a sus hijos en Santa Teresita y les sacó una foto que llegó hasta el fiscal Arribas, quien, a su vez, le mostró la imagen al padre de Cristian que lo reconoció. Tras lograr la localización de los buscados, se montó un operativo en la terminal y la zona de hoteles de la localidad balnearia hasta que los interceptaron, precisaron los voceros judiciales.

¿Una secta?

Respecto de los motivos de la supuesta desaparición de la familia, Jorge Fitzi, el padre de Cristian Germán, dijo que su hijo ‘de a poquito se fue alejando‘ de la familia a raíz de la influencia de su esposa hasta que dijo ‘basta con todos‘ y ‘tomó la determinación de desaparecer‘. ‘Lo que le decía ella, él lo asentía. Estaba como con un lavado de cabeza‘, recordó el hombre y añadió que la última vez que tuvo contacto con Frachini fue el 14 de enero pasado cuando fue a buscar a su hijo a Ramos Mejía.

Jorge Fitzi, el padre de Germán, relató antes del hallazgo cómo fueron los últimos días antes de la desaparición y apuntó directamente contra la pareja de su hijo. "El 29 de diciembre mi ex esposa fue a visitarlos porque no respondían los llamados. Estaban en la casa. Mi nuera la sacó insultándola y a los gritos. Mi hijo con el bebé en brazos y con lágrimas en los ojos, no hizo nada. A raíz de eso mi hijo cortó el vínculo familiar y con amigos", contó.

Días más tarde, el hombre pasó por enfrente de la casa de su hijo y vio personas dentro de la vivienda. "Pasé luego yo por la casa de ellos y había gente con ellos. Algo que no era muy habitual. Tuve la sospecha de que en algo raro andarían", dijo Jorge.

A partir del 10 de enero no supieron nada de ellos. "No tienen auto, no sé cómo se movilizan. Mi hijo tenía coche y lo vendió. Esto fue como un balde de agua fría. Últimamente estaban muy encerrados en su vida. Germán estaba extremadamente enamorado de Claudia", recordó.

Según dijo, están juntos desde el 5 de marzo de 2012 y con ella, su hijo cambió el comportamiento. "A mi manera de ver se vincularon con gente extraña. Para mí estaban metidos en una secta o de una religión. Es una suposición, aunque ayer se allanó el domicilio de Germán y se encontraron un par de evidencias de que estaban metidos en algo raro. Yo creo que están en peligro porque si Claudia abandonó a su madre fallecida en el departamento y no apareció hasta ahora, temo por la vida de mi hijo y la de mis nietos", expresó Jorge.
 
Fuente: Telam
 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América