domingo 11 de diciembre de 2016
A casi dos años de su muerte

"Nisman creyó que con su denuncia un portaaviones norteamericano iba a llevarse a Cristina"

El radical Leopoldo Moreau reiteró en Mauro la pura verdad su hipótesis sobre el suicidio del fiscal. Habló de servicios secretos extranjeros, presiones de la oposición a Cristina Kirchner y de problemas financieros.

Se mantiene en su postura. El ex legislador Leopoldo Moreau envió en enero de este año una carta a la jueza Fabiana Palmaghini para que investigue a quienes "indujeron el suicidio de Nisman", cuyo cuerpo fue hallado el 18 de enero de 2015 con un balazo en la cabeza.


Con un énfasis idéntico, Moreau visitó el piso de "Mauro la pura verdad" y esgrimió su teoría sobre el suicidio, en la que incluye su situación financiero, intervención de servicios secretos extranjeros y la presión de dirigentes de la oposición al gobierno de Cristina Kirchner.


"A un año de su muerte quieren utilizarlo ahora para una espuria maniobra de desprestigio político, que según ellos, debería recaer sobre la ex Presidenta de la Nación para producirle un daño irreparable que, según entienden, no alcanzan a producirle las denuncias de supuesta corrupción".


"Acompaño nota de mi autoría referida al suicidio del ex fiscal Alberto Nisman con una hipótesis que, tal vez agregando elementos probatorios que se encuentran en la causa, puede ayudar a la difícil y pesada tarea institucional que tiene sobre sus hombros".


"Con todo respeto creo que además, en caso de comprobarse finalmente el deceso del ex fiscal por su propia decisión como todos los indicios criminalísticos lo hacen suponer, debería ahondarse en quién o quiénes lo indujeron a ese trágico desenlace. En ese sentido, me parece fundamental lo que puedan aportar la actual ministra de Seguridad Patricia Bullrich, la ex diputada nacional Laura Alonso y el ex director de la SIDE, Alberto Massino", señala Moreau.


En la nota, el dirigente detalla un extenso entramado que incluye a "un servicio extranjero", junto a "sectores que en su momento montaron un intento de golpe blando" contra la anterior administración, personajes de la inteligencia local y legisladores del actual partido gobernante; que impulsarían a Nisman a quitarse la vida; decisión que habría tomado ante "los aprietes (que) se le hicieron insoportables".


"Efectivamente, en esas horas de soledad y abandono, Nisman advirtió que estaba entre la espada y la pared y que si no iba al Congreso quedaba en un ridículo absoluto y que si iba se conocería lo mismo que se conoció después de su muerte: la existencia de cuentas secretas donde le depositaban fuertes sumas de dinero.

Franco Robledo
@franco_rp

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América