lunes 16 de noviembre de 2015
noticias_en_america

Malena Candelmo rescató al bebé abandonado en el Hospital Argerich

La protagonista del caso policial que llevó al Bambino Veira a la cárcel de Devoto en 1991 fue quien encontró al recién nacido en el baño de un hospital público.

En los últimas días la opinión pública se vio conmocionada por el rescate de Faustina, la beba abandonada dentro de una bolsa de basura en una estación de servicio de Mataderos. Sumado a esto, el domingo un bebé recién nacido fue abandonado en el baño del hospital Argerich, en un acto más que repudiable. Lo curioso de este caso es quien encontró -por suerte - a la beba.

Se trata de Malena Candelmo, que fue la protagonista del caso policial que llevó al Bambino Veira a la cárcel de Devoto en 1991, acusado de abuso sexual. Alejada de los medios hace tiempo, volvió a ser noticia casi sin querer.

Candelmo, quien se recibió hace unos años de enfermera, fue quien encontró primero a la bebé y rescató a la critura abandonada en el hospital.

Candelmo ahora se llama Praxedes. En el momento del caso con Veira su nombre era Sebastián. En 1998 Héctor Rodolfo Veira, además de ir a prisión, fue condenado a pagar un resarcimiento de 110 mil pesos por los daños psicológicos generados a Sebastián Candelmo en el intento de violación ocurrido en 1987.

Candelmo había declarado ante el juez Eduardo Albano que se había acercado a Veira para pedirle un autógrafo y él le dijo que suba a su departamento así le obsequiaba unas fotos. Ahí se habría producido el abuso, según denunció en su momento Candelmo.

El 4 de abril de 1988, el juez condenó a Veira a cuatro años de prisión por tentativa de violación y promoción de corrupción de menor. La medida fue apelada y pasó a la Sala VI de la Cámara del Crimen, que el 30 de agosto de 1991 lo sentenció a 6 años por violación de un menor.

Héctor Rodolfo Veira finalmente ingresó el 4 de octubre a la cárcel de Devoto. En septiembre de 1992, la Corte Suprema de la Nación Argentina, luego de recibir la apelación correspondiente, decidió recaratular la causa como intento de violación y le redujo la pena a tres años. Como Veira ya había cumplido más de un tercio de la condena, quedó en libertad condicional el 17 de ese mes.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América