jueves 01 de octubre de 2015
De terror

Lucifer ya nació y es argentino

Su nombre está asociado al mal y nació en la provincia de Santa Fe. 

El nuevo Código Civil establece que el uso de nombre, como también de apellido, es un derecho y a la vez un deber que tiene toda persona humana. Y para su elección otorga una mayor libertad contemplando derivados de voces aborígenes autóctonas y latinoamericanas. Desde su puesta en funcionamiento, el pasado 1º de Agosto, los santafesinos anotaron a sus hijos con nombres polémicos y poco comunes, y en un solo caso el pedido debió ser denegado. 

Entre los nombres más raros que se aprobaron en los últimos dos meses en la provincia figuran Lucifer (del latín lux "luz" y fero "llevar": "portador de luz"), Panambí (palabra guaraní que significa "mariposa"), Tabita (nombre de origen arameo que significa "gacela") y Cheniel. 

Otra fue la resolución ante el pedido de inscribir a un bebé con el nombre de Yerbabrava (como la banda de cumbia). Esto ocurrió en la localidad santafesina de Villa Constitución, donde una pareja, a días de la implementación del nuevo Código, fue a anotar a su hijo e intentó ponerle ese nombre, pero la solicitud fue rechazada por considerarlo peyorativo.

"El artículo que dice que no se pueden poner nombres extravagantes se mantiene, el tema es qué es extravagante y esto recae en los oficiales públicos y queda a su criterio; pero si surge alguna duda se consulta con la Dirección y se da una resolución", explicó Gonzalo Carrillo, director del Registro Civil de la Provincia de Santa Fe en diálogo con Diario UNO.

Asimismo comentó que de los nombres aprobados y finalmente anotados, el único que despertó la consulta a la coordinación del Registro Civil fue Lucifer. Este fue finalmente aceptado por ser un nombre, pero la polémica se plantea desde la tradición cristiana donde Lucifer representa al ángel caído que luego se transformó en Satanás.

En marzo de este año y adelantándose al nuevo Código, el Registro Civil de la provincia de Santa Fe autorizó que las parejas, que así lo deseen, puedan anotar a sus hijos anteponiendo el apellido materno al paterno. 

"Son bastantes los casos en los que deciden poner primero el apellido de la madre", comentó al respecto Carrillo.

Desde la implementación del nuevo Código Civil nacional, el orden de los apellidos de los hijos se dispone por el libre y común acuerdo de ambos progenitores. De no ser así, se prevé la resolución por sorteo ante las autoridades competentes. 

En este punto, el director del Registro provincial confirmó que ya se debieron realizar sorteos y adelantó que están analizando poner un arancel a esta instancia. "Lo estamos viendo como herramienta para tratar de desalentar esa pelea, promoviendo el acuerdo previo entre los progenitores".

Fuente: Diario Uno Santa Fe
 
 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América