lunes 05 de enero de 2015
mendoza

Los turistas que visitaron Mendoza eligieron el Valle de Uco, Valle Grande y alta montaña

El 80 por ciento eran argentinos mientras que el mendocino "huye" despavorido en enero hacia el mar.

Por Alejandro Gamero
gamero.alejandro@diariouno.net.ar

Mientras los mendocinos huyen del siempre tórrido enero hacia el mar, los porteños, santafesinos y cordobeses vienen a la montaña.

Por eso Mendoza ha revertido desde hace unos años ese aire de cementerio que marcaba enero, sepultando esa clásica postal de ciudad semivacía.

Los tiempos han cambiado, y en los primeros cuatro días del 2015 unos 25.000 vacacionistas, el 80% argentinos, visitaron la provincia para disfrutar de sus cerros, ríos, viñedos, diques enclavados en las montañas, su turismo aventura y sus inigualables rutas del vino.

La cifra fue confirmada a Diario UNO por el ministro de Turismo de la Provincia, Javier Espina, que estimó que “es un número razonable, y que a medida que avance el mes mejorará porque ya empieza la Fiesta del Chivo en el Sur y con la llegada de febrero se incrementa el turismo”.

La cantidad no incluye a los 16 mil chilenos que vinieron a pasar el año nuevo a Mendoza, aprovechando las grandes ventajas que les da el cambio monetario, y a quienes ya regresaron a su país.

El ministro Espina explicó que en estos primeros cuatro días del 2015 “se alcanzó un promedio de ocupación hotelera del 60 al 70%, con índices del 100% en Valle de Uco y Valle Grande, 70% en alta montaña y 50% en el Gran Mendoza.

Sin embargo ayer, la nota del día no la dieron los turistas que andan por aquí sino los mendocinos que llegaron masivamente de Chile tras pasar el fin de semana largo de fin de año, que según la posibilidad de cada uno arrancó el 30 de diciembre o después, y que ayer llegó a su fin.

La aduana de Horcones se atascó con miles de vehículos. Larguísimas colas se observaron en el corredor internacional con demoras de más de dos horas para cruzar el paso.

Lo que mueve el turismo en todo el territorio nacional
El último fin de semana largo del 2014, que empalmó casi sin interrupciones con los primeros días del 2015, provocó un gran impacto en la actividad turística en todo el país.

De acuerdo con las cifras emitidas por el Ministerio de Turismo de la Nación, más de 2 millones de personas aprovecharon el feriado largo para viajar, visitar y conocer nuevos destinos de la Argentina.

Ese movimiento se marcó claramente en el flujo comercial de la actividad turística, gastronómica, y de entretenimiento, que se reflejó, según la Nación, en la suma de $2.100 millones, es decir, un consumo per cápita de $1.050 por viajero.

►"Ha sido un arranque de año auspicioso para el turismo y seguro va a levantar en lo que resta del mes” (Javier Espina, ministro de Turismo de Mendoza).

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América