miércoles 06 de abril de 2016
Declara ante el juez Casanello

¡Ladrón! ¡Corrupto!, los insultos favoritos de los vecinos contra Lázaro Báez

En medio de insultos y un caos mediático, el empresario llegó a una comisaría de Palermo. Luego fue trasladado a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal de Lugano.

La Justicia respondió al clamor popular y ordenó la detención de Lázaro Báez, el empresario acusado de lavado de dinero y que fue beneficiado presuntamente por la concesión de Obra Pública.

Y muchos vecinos fueron a repudiar al empresario santacruceño en una comisaría del barrio de Palermo. ¡Ladrón! ¡Corrupto! Le gritaron en un clima que reflejaba indignación y festejo.

Lázaro Báez viajó a San Fernando para declarar el miércoles como testigo, pero el fiscal Guillermo Marijuán y el juez Sebastián Casanello ordenaron su detención y por ello en el aeropuerto de San Fernando lo esperó un operativo sorpresa.


La medida también alcanzó a su contador, Daniel Pérez Gadín, otro de los involucrados en la causa, que también quedó a disposición del juez.


Según pudo saber NA de fuentes judiciales, Casanello ordenó el arresto ante el temor de fuga del empresario dueño de Austral Construcciones.


Por orden del juez, Báez era objeto de un "seguimiento" por parte de fuerzas de seguridad, del que se habría percatado en las últimas horas.


"Habría querido evadirse (del seguimiento), por lo que el juez dictó la detención", deslizaron fuentes judiciales a NA.


La detención del empresario tuvo lugar en el aeropuerto de San Fernando, luego de que aterrizara allí procedente de Santa Cruz.


Cuando la aeronave se encontraba en la plataforma, agentes de la Policía de Seguridad Aeronáutica (PSA) y de la Policía Federal Argentina cercaron el descenso de los pasajeros, escoltando a Lázaro Baez dentro del aeropuerto, donde quedó detenido por orden del juez Sebastián Casanello.


Los restantes pasajeros se retiraron por una puerta lateral. El avión que utilizaron -matrícula LV-BPL- está involucrado en una causa por lavado de dinero.


Estaba previsto que Baez fuera trasladado a la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal, en Madariaga y General Paz, en el barrio de Villa Lugano.


Allí quedará detenido hasta el próximo jueves, cuando debe prestar declaración indagatoria ante Casanello, en el marco de la causa que lo tiene procesado tras la difusión de un video en el que se observa a personas de su entorno contando dinero.


En la investigación también están involucrados Martín Báez; Sebastián Pérez Gadín, hijo del contador; Walter Adriano Zanzot; el presidente de la financiera SGI, César Gustavo Fernández; y Fabián Virgilio Rossi, expareja de la vedette Iliana Calabró.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América