miércoles 09 de septiembre de 2015
america_noticias

La reportera húngara reconoció que pateó refugiados, pero no pidió perdón

No pudo dar explicaciones sobre el comportamiento que es cuestionado en el mundo. La página 'El muro de la vergüenza de Petra Laszlo' en Facebook ya superó los 20.000 seguidores. 

Petra László, la reportera húngara que pateó y puso zancadillas a refugiados sirios que llegaban al país desde Serbia reconoció su acción, pero no dio explicaciones y ni pidió perdón por una actitud que hoy es condenada en todo el mundo.
 
La periodista de televisión N1, cercana al partido de extrema derecha Jobbik- puso zancadillas a un hombre que corría con su hijo en brazos, mientras huía de un control policial en Röszke, tras pasar una noche en condiciones precarias.
 
 


En otras imágenes se la ve pateando a varios refugiados, incluida una niña. El canal privado húngaro N1 despidió a la periodista y aseguró que ella "reconoció su acción, aunque no pudo dar explicaciones" sobre su comportamiento.
 
Según el portal informativo, la reportera ha desconectado su teléfono celular y es imposible dar con ella. 'El muro de la vergüenza de Petra Laszlo' en Facebook, que ya cuenta con cerca de 20.000 seguidores.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América