domingo 04 de enero de 2015
afondo

La grave enfermedad que esconden las várices

Más que un problema estético, como erróneamente se las suele calificar a las venas varicosas, detrás de ellas puede haber una afección mucho más grave.

Las venas varicosas o várices suelen ser consideradas como un problema de carácter estético, pero esconde detrás suyo una afección más grave conocida como insuficiencia venosa crónica. La creencia de que se trata de un problema relacionado a lo estético es porque las venas varicosas son venas agrandadas que pueden tener un color azul, rojo o carne y a menudo surgen por encima de la piel en las piernas y pueden parecerse a cables enrollados abultados.

Las venas varicosas se producen cuando las válvulas de las venas que regulan la dirección del flujo sanguíneo desde las piernas hacia el corazón dejan de funcionar, haciendo que la sangre se acumule.

Hernán Bauzá Moreno, médico del Servicio de Cirugía General, Sector de Flebolinfología, del Hospital Italiano de Buenos Aires, explicó que "la insuficiencia venosa crónica es una enfermedad de etiología primaria (más frecuentemente) o secundaria del sistema venoso profundo, perforante o superficial, que afecta preferentemente a los miembros inferiores".

En ese sentido, Bauzá Moreno indicó que en estos casos "hay una disfunción valvular venosa que lleva a una alteración en su circulación unidireccional (centrípeta) dando como resultado reflujos (circulación centrífuga) que conllevan a la generación de dilataciones y elongaciones de las venas conocidas como várices".

"Dado la irreversibilidad e incluso la progresión de la enfermedad una vez desencadenada dicha insuficiencia valvular, se habla entonces de una patología crónica", remarcó el especialista en declaraciones a NA. Afortunadamente, el diagnóstico y el tratamiento oportuno de los pacientes con venas varicosas pueden detener la progresión de la enfermedad.

Las venas varicosas pueden detectarse y tratarse por un flebólogo o por un angiólogo (especialistas de las venas), quien también puede realizar un sencillo ultrasonido para diagnosticar la IVC.
El flebólogo consultado por NA afirmó que la IVC es "una enfermedad en la mayoría de los casos de origen primario", es decir que no se conoce su verdadera causa, y remarcó que como es de condición heredofamiliar "no existe una manera eficaz de evitar que la enfermedad se desencadene".

De todos modos, el especialista puso de relieve que a pesar de ello, "si se podrían evitar o combatir algunos de sus factores predisponentes como ser: el sedentarismo, el sobrepeso, el ortostatismo prolongado, el consumo de anticonceptivos orales, la constipación crónica, etc".

"Por eso, se le indica al paciente realizar ejercicios aeróbicos (caminata, cinta, bicicleta, etc), evitar el sobrepeso, usar elastocompresión (medias o vendas elásticas), descansar con los miembros inferiores ligeramente elevados, evitar el consumo de anticonceptivos orales (en pacientes con mucha predisposición) y dietas que eviten la constipación", destacó el experto.

Además, Bauzá Moreno afirmó que "muchas veces también se indica medicación flebotónica que, si bien no cura la patología varicosa ya instaurada ni impide la progresión natural de la  enfermedad, ayuda mucho a paliar los síntomas de la IVC".

"También se indican cremas humectantes ricas en vitamina A y E para mantener una piel libre de resequedades y evitar los eccemas cutáneos. Todo lo mencionado forma parte de lo que se  denomina tratamiento médico de la enfermedad", puntualizó el especialista. El flebólogo advirtió que una vez que apareció, esta patología "sigue con su curso progresivo".

"El problema radica en que también existen factores predisponentes que no se pueden modificar como: la edad (a mayor edad, mayor predisposición), el sexo (patología preponderante en el sexo femenino), de alguna manera los embarazos (las multíparas tienen más predisposición a desarrollar o potenciar una enfermedad ya existente), los cambios hormonales (pacientes predisponentes muchas veces debutan con la patología en la pubertad y/o en el mismo embarazo) y como se dijo anteriormente los antecedentes familiares", detalló.

Sobre los riesgos que implica la IVC, el especialista del Hospital Italiano remarcó que los principales "son sus eventuales complicaciones más que la enfermedad en sí misma". En ese sentido, Bauzá Moreno dijo que "estas complicaciones no son más que manifestaciones producto de la progresión de la IVC, las cuales pueden ser: varicotrombosis, flebitis, eccemas cutáneos, dermatitis ocre, trastornos tróficos, lipodermatoesclerosis y el estadío final de ésta evolución que es la úlcera venosa".

"La enfermedad en sus estadíos iniciales, solo se manifiesta con signos como el edema vespertino y/o varices en los miembros inferiores y síntomas como cansancio, pesadez y hasta a veces dolor en miembros inferiores, signosintomatología que a su vez se suma en la mayoría de los casos a las mencionadas complicaciones", añadió.

Los tratamientos son múltiples y se indican de acuerdo al estadío en el cual se encuentra la enfermedad y podrían dividirse entre "médicos" y "quirúrgicos". Bauzá Moreno detalló que "el tratamiento médico consiste fundamentalmente en combatir los factores predisponentes por lo cual se indica: caminatas, ejercicios, evitar el sobrepeso, descansar con las piernas elevadas, elastocompresión con medias o vendas, cuidados de la piel con cremas ricas en Vitamina A, evitar estar muchas horas parada, entre otras cosas".

"El tratamiento quirúrgico puede ser a su vez invasivo, como lo es la cirugía convencional en la cual se realiza la extracción fundamentalmente de los troncos venosos o minimamente invasivo  como la Radiofrecuencia, el Laser y la esclerosis ecoguiada Endovascular (este último no necesariamente es quirúrgico), en los cuales se resuelve el problema de los reflujos vensos que la enfermedad genera por la disfunción valvular, sin necesidad de extraer los troncos vensos", agregó.

El profesional señaló también que estos procedimientos "son los que habitualmente se realizan en el primer mundo y fundamentalmente la Radiofrecuencia Endovascular es de los recomendados hoy en día por las nuevas guías de tratamiento de la Asociación de Cirugía Vascular de Estados Unidos y el American Venous Forum, con un alto grado de evidencia".

"También existen tratamientos fleboestéticos para la resolución de telangiectasias "arañitas" y venitas reticulares", puntualizó.

Fuente: NA

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América