jueves 01 de octubre de 2015
gran_hermano

La emoción del ganador de Gran Hermano

Francisco Delgado no pudo contener las lágrimas cuando se reencontró con su hija Elenita. “Este es el mejor premio”, repitió una y otra vez el hombre que se llevó el reality. 

Fue el último en ingresar a la Casa aquel 29 de abril, cuando esta nueva edición de Gran Hermano levantó el telón. Y fue quien apagó una luz que se mantuvo por 155 días. Francisco Delgado se emocionó al reencontrarse con su hija Elenita y toda la familia.

Con lágrimas en los ojos, el ganador del reality más famoso alzó a su beba en medio del griterío en el estudio. Se abrazó con Barby Silenzi, la mamá de su hija, su madre y su papá.

Con el 52,7% de los votos, el rionegrino se impuso en un durísimo mano a mano a Matías Schrank, que quedó muy cerca con el 47,3%. En tercera posición quedó Belén Etchart y cuarto Marianó Berón.      

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América