domingo 24 de abril de 2016
Exclusivo de La Cornisa

Giro en la "Ruta del dinero K": Lázaro Báez podría ser el próximo arrepentido

Los abogados del empresario le habrían sugerido que siga los pasos de Leonardo Fariña y que incrimine a la ex presidenta Cristina Kirchner.

Luis Majul presentó el domingo pasado un adelanto de la declaración de Leonardo Fariña, que después ocupó la agenda mediática de la semana. Y ahora, el conductor de La Cornisa aseguró que Lázaro Báez podría convertirse en el próximo "arrepentido".

Fuentes judiciales le informaron al periodista que los abogados del empresario santacruceño le habrían sugerido que siga los pasos de Leonardo Fariña y se acoja al régimen del programa "testigos protegidos" e incrimine a la presidenta Cristina Kirchner, en lo que significaría un giro en la causa por la "Ruta del dinero K".

En tanto, Norma Calismonte, la mujer de Lázaro Báez -el empresario ligado al kirchnerismo y preso por presunto lavado de dinero-, ya no vive en la residencia de Río Gallegos, que supieron compartir durante años con su esposo, algo que pudo comprobar Télam según el relato de allegados a la familia.

Calismonte, una mujer que proviene de una familia tradicional de Río Gallegos, está casada desde hace años con Báez. Juntos tuvieron tres hijos: Luciana, Leandro y Martín, este último involucrado en los presuntos negocios ilegales de su padre, y a quien se lo vio contando dólares en la financiera SGI -"La Rosadita"-, en el video difundido por Telenoche hace algunas semanas.

Jubilada como docente y parte del Consejo Directivo del Club Boca Río Gallegos, que preside su hijo Martín, Calismonte evitó durante todos estos años la exposición pública, mientras su esposo cobraba relevancia nacional tras darse a conocer el presunto lavado de dinero que recibía para la obra pública, a partir de su empresa Austral Construcciones.

Pero cuando Lázaro Báez cayó preso, a principios de abril, Calismonte abandonó la pintoresca casa familiar, en el barrio Jardín de Río Gallegos, la que, según indicaron los lugareños, visita con cierta periodicidad para controlar que todo esté en orden.

La cronista de Télam, quien tocó el timbre de la propiedad ubicada en Villarino al 100 para intentar dar con la mujer de Báez, fue recibida en la puerta amablemente por personas que cuidan el lugar, actualmente sin ningún tipo de custodia policial, personas que informaron que Norma "no se encuentra en la casa".

Posteriormente allegados, que prefirieron no revelar sus nombres, cuestionaron los rumores que se leyeron sobre ella durante las últimas semanas en los medios de comunicación, al sostener que se trata de "dichos de mitómanos a quienes se les debe realizar un perfil psicológico antes de entrevistarlos".

Asimismo, indicaron que Báez ordenó, cuando su situación judicial se complicó -días antes de quedar detenido en el aeropuerto de San Fernando-, que a los periodistas y transeúntes se los tratase con "respeto y amabilidad".

En efecto, sólo un hombre preguntó la razón por la cual la reportera gráfica tomaba fotos dela casa -en donde descansan un par de autos vacíos-, aunque finalmente logró tomar las fotos sin problemas.

Similar situación ocurre en la casa de Río Gallegos de Martín Báez -quien se encuentra en Buenos Aires desde hace varios días-, en donde se vieron ventanas abiertas y hasta un andamio que indica que harían algunos arreglos en el lugar. Su casa está ubicada a tres cuadras de la residencia de sus padres.

De todos modos, las fuentes evitaron decir dónde reside actualmente Calismonte, cuya vida tranquila en Río Gallegos comenzó a complicarse en 2013, cuando se dio a conocer el caso del presunto lavado de dinero de Lázaro Báez, y terminó hace algunas semanas, cuando detuvieron a su marido, en el marco de la investigación por la llamada "Ruta del dinero K".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América