jueves 08 de enero de 2015
mundo

"Je Suis Charlie" fue viral tras el ataque en París

Las muestras de dolor se repitieron a lo largo y ancho de todo el mundo. Infinidad de muestras de solidaridad y repudio contra la barbarie. Galería de fotos.

Mensajes de condolencia, indignación y resistencia por el ataque terrorista en las oficinas del semanario satírico francés se extendieron rápidamente en todo el mundo, y miles de personas salieron a las calles a protestar por el asesinato de 12 personas y utilizaron el lema "Je Suis Charlie" (Yo Soy Charlie) en las redes sociales.

Muchos que llegaron a la Place de la Republique en el este de París, cerca de donde ocurrió el ataque a mediodía del miércoles, mostraban en alto papeles, lápices y bolígrafos. Periodistas encabezaban la marcha, pero la mayoría en la multitud no eran del mundo de los medios de comunicación y expresaban solidaridad y apoyo a la libertad de expresión.

Hubo congregaciones similares en la Plaza de Trafalgar de Londres y frente a la Puerta de Brandemburgo en Berlín, así como en Madrid, Bruselas, Niza y muchas partes más.

"No importa lo que tenga que decir un periodista o una revista, aunque no sea lo que piensa la mayoría de la gente, aún así tienen el derecho a decirlo sin sentirse en peligro, como es el caso hoy", dijo Alice Blanc, una estudiante en Londres originaria de París y que estaba entre los centenares de personas reunidas en Londres.

En internet, la declaración "Je Suis Charlie" (Yo Soy Charlie o I am Charlie) reemplazó fotografías de perfil en Facebook mientras usuarios en Twitter mostraban el lema con palabras de apoyo a las 12 víctimas que murieron en Charlie Hebdo, un semanario que ha caricaturizado al profeta Mahoma.

El lema se volvió tendencia en Twitter y se extendió hasta Instagram, junto con la imagen de una ametralladora con las palabras "Esto no es una religión".

Un usuario en Instagram envió un sencillo dibujo de la Torre Eiffel con el mensaje "Rezos por París". Otro escribió "El islam es una religión bella. Esto no es lo que vemos en televisión. Los terroristas no son verdaderos musulmanes #IamCharlie".

Al grito de "Allahu akbar" (Dios es grande), tres enmascarados asesinaron a 12 personas en las oficinas de la edición en París y luego huyeron en un vehículo.

Las ilustraciones del semanario sobre el islam han causado condenas y amenazas desde antes. Las oficinas de Charlie Hebdo fueron blanco de explosiones en 2011. La revista también ha criticado otras religiones y a personalidades de la política.

También se celebraron protestas en algunas ciudades de Estados Unidos.

En San Francisco, cientos de personas sostuvieron plumas, pequeñas banderas francesas y carteles de "I am Charlie" ante el consulado francés, en el distrito financiero. Unos pocos participantes encendieron velas formando las palabras "Je suis Charlie", mientras que otros colocaron plumas y lápices y ramos de claveles blancos y rosas rojas junto a la puerta del consulado.

Julia Olson, de Nimes, Francia, dijo que quería estar en compañía de otras personas tras escuchar las noticias.

"No podemos hacer nada más que estar juntos", dijo Olson, de 26 años.

Varios cientos de personas se reunieron en la Union Square de Manhattan, entre coros de "No tenemos miedo", y con carteles en inglés y francés que rezaban "Nosotros somos Charlie".

El Newseum de Washington, un centro dedicado al periodismo, proyectó las palabras "#JeSuisCharlie" en la pantalla de su atrio como muestra de apoyo a la libertad de expresión.

En Los Ángeles, un pequeño grupo de personas se reunió ante un restaurante francés, sosteniendo carteles y pantallas de celulares con frases de apoyo.

En Bruselas, en torno a un millar de personas se congregó cerca de la sede de la Unión Europea para expresar su apoyo a las víctimas e indignación por el ataque. En España, unas 200 personas acudieron a la embajada francesa en Madrid. Algunos alzaban plumas y coreaban "Libertad de expresión" y "Todos somos Charlie".

En 2004, 191 personas murieron en Madrid en un atentado con bombas contra varios trenes en plena hora punta, en el atentado islámico con más víctimas registrado en Europa.

Estudiantes franceses en Estocolmo organizaron a unas 100 personas para colocar flores y velas ante la embajada gala en la capital sueca.

Un puñado de mujeres se reunió en la plaza de Roma, donde se encuentra la embajada, con letreros de "Je suis Charlie" en sus chaquetas.

"Aún no puedo creer lo que ocurrió", dijo la manifestante Linda Chille. "Es cruel y muy traumático".

Fuente: AP.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América