miércoles 16 de diciembre de 2015
noticias_en_america

Intentó robar dos casas, manoseó a una mujer, le disparó a la policía y luego fue atrapado

Un joven fue detenido por dos policías en Dorrego tras cometer un raid delictivo en pocos minutos.

Varios intentos de asalto, un disparo y un abuso sexual es lo que se le endilga a un joven que fue atrapado tras protagonizar una violenta secuencia de hechos durante la noche del lunes en Guaymallén.

Todo comenzó cuando una vecina de Dorrego sintió el timbre de su casa. Antes de abrir, la mujer puso el pestillo con cadena en la puerta, por lo que el ladrón sólo pudo meter su brazo y su mano por la apertura, mientras portaba un arma de fuego.

La víctima se comunicó con el 911 y un móvil policial llegó hasta el lugar. Los efectivos advirtieron la presencia de un hombre armado en la intersección de Ejército de los Andes y Eusebio Blanco.


El oficial ayudante Luis Yuca y el auxiliar primero Daniel Cebrero comenzaron a perseguir a pie al individuo. En medio de la persecución, el delincuente tomó una pistola 9 milímetros y efectuó un disparo contra los uniformados, sin lograr su objetivo, según trascendió.

Luego arrojó el arma de fuego en un cantero y metros más adelante, cerca de la intersección con Coronel Moldes, descartó más elementos –una cartera y otras pertenencias-.

El oficial Yuca logró atraparlo y luego fue auxiliado por su compañero, quienes lograron reducir al joven. El malviviente, del cual no trascendió su identidad, quedó alojado en el calabozo de la Comisaría 45, donde quedó a disposición de la Oficina Fiscal 8.

Con el relato de testigos y víctimas, las autoridades pudieron reconstruir los momentos anteriores que realizó el joven antes de ser atrapado.

Según detallaron fuentes ligadas al caso, el joven intentó ingresar a dos domicilios sin éxito y luego atacó a una mujer que estaba estacionada en las inmediaciones de la Clínica Francesa.

La víctima relató al personal policial que el hombre le apuntó a la cabeza con el arma, la amenazó: “¡quedate quieta y no pidás ayuda o te voy a matar!”, le sustrajo la cartera que estaba ubicada en el asiento trasero y luego la manoseó en sus partes íntimas.

Por Sebastián Salas
salas.sebastian@diariouno.net.ar / @sebasalas_

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América