lunes 05 de enero de 2015
policiales

Insólito: una familia se niega a retirar el cadáver de un bebé

La familia fue notificada tres veces en los últimos 23 días. La víctima falleció por la mañana, a poco de nacer en un hospital de Santiago del Estero. Su madre se retiró voluntariamente por la noche y no regresó nunca más.

“Voy a comprar un agua mineral y vuelvo”, habría manifestado una joven mujer y se retiró del Servicio de Maternidad del hospital Regional, en Santiago del Estero. Sin embargo, nunca más regreso. Era la madre de un bebé que falleció a poco de nacer, cuyo cuerpo está desde hace más de tres semanas en la morgue del centro de salud para que sea retirado e inhumado.

El hecho comenzó a gestarse a mediados del mes pasado. Una joven, identificada como Norma Verónica Zapata, de 23 años, arribó al centro de salud con contracciones.

Fuentes ligadas con el caso revelaron que la mujer tuvo un bebé en las primeras horas de la mañana del 15 de diciembre último, pero lamentablemente el recién nacido murió minutos después de las siete, a poco de haber visto la luz del mundo.

La triste noticia fue informada por los obstetras a la parturienta, quien no ocultó sus lágrimas por el final del bebé que había gestado durante nueve meses.
El cuerpo del recién nacido fue trasladado a la morgue judicial, donde fue alojado hasta que sea retirado por sus familiares.

En la mayoría de estos casos, cuando ocurre una tragedia de estas características, los parientes esperan a que la madre reciba el alta médica para trasladar a ambos hacia el domicilio, especialmente si son del interior de la provincia, e inhumar al bebé.

En este caso, la madre es oriunda de la ciudad de Frías, departamento Choya, por lo que el paso de las horas sin que el cadáver sea retirado no fue significativo para los empleados de la morgue. El problema comenzó con el paso de los días. De esta manera, se supo que la parturienta había abandonado el hospital —sin decir nada ni retirar a su hijo fallecido— la misma noche del parto.

A partir de ese momento se inició un procedimiento de rigor para que los familiares se hicieran cargo de la inhumación del bebé. Se solicitó a las autoridades de la Comisaría 23ª que notificaran a la madre en un domicilio de Entre Ríos al 1.400, de la ciudad de Frías, que debía retirar el cuerpo de la morgue. Sin embargo, hasta ayer, los uniformados ya notificaron tres veces a los familiares, pero no hubo respuestas positivas. El recién nacido continúa en la morgue desde hace 23 días.

El caso podría tomar estado judicial ante la negativa de la familia de retirar el cadáver, señalaron fuentes ligadas al caso.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América