martes 06 de diciembre de 2016
Acusación de estafa

"Me enamoré de gemelas", el fraude amoroso que se dirimió en Imputados

Las hermanas Paula y Natalia llevaron ante el jurado del programa a Nicolás, a quien acusaron de haber mantenido con ambas una relación paralela y prometerles un viaje a ambas que nunca concretó.

Una demanda por estafa fue el núcleo del tercer caso que pasó este martes por la corte de Imputados. Sin embargo, esta suerte de fraude no estaba relacionado con ningún móvil económico, sino sentimental: Paula y Natalia, hermanas gemelas, contra Nicolás, a quien ambas acusaron de haber mantenido una relación con cada una de ellas sin que lo supieran y de engañarlas con un viaje que nunca se concretó.

Puntualmente, la imputación de las hermanas al joven que también decía llamarse Pedro y Pablo (dependiendo de la gemela con la que estuviera) era que les prometió un viaje a Buzios y Punta Cana en fechas distintas para irse con cada una de vacaciones. Y allí aparecía el problema: el costo del pasaje corría por cuenta de las chicas, que debieron apelar para eso a la tarjeta de crédito de su padre.

"Fue estafado y víctima de atracción de las hermanas", fue el primer argumento de defensa de la abogada de Nicolás, que en todo momento dejó dudas respecto de sus palabras al mentir, por ejemplo, con su edad en dos oportunidades

"Le conseguí un viaje a Buzios por 15 mil pesos. Muy barato, todo incluido. Tiene que estar agradecida", agregó luego el joven acusado en relación a uno de los viajes prometidos. Del otro lado, en tanto, los reproches de las hermanas se repetían.

Lo sorprendente del caso es que pese a los cargos en su contra y reproches, Nicolás insistió con querer concretar ambos viajes. "El amor por ellas dos, me puede", aseguró.

Pero ni esos dichos ni los intentos de su representante legal fueron suficientes: al final, la balanza de la justicia se inclinó en su contra.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América