miércoles 13 de julio de 2016
Gran Hermano 2016

La comida, el nuevo botín de guerra de la Casa de Gran Hermano

Los dos sectores que conviven en el reality llevaron sus diferencias al máximo, a tal punto que los alimentos se convirtieron en los elementos más valiosos y hasta en monedas de cambio.

Las diferencias entre los dos sectores que habitan la Casa llegaron a límites inimaginables. Ya no se trata de dividir los cuartos o de que cada grupo ande por su lado: ahora, la "guerra" llegó a la comida, que inesperadamente se convirtió en una moneda de cambio y negociación.

En el arranque de la Gala quedó evidenciada esta lucha en la que casi no existen reglas o códigos. Todo es válido para quedarse con, por ejemplo, un paquete de azúcar y, de ese modo, debilitar al otro que sector que puede necesitar de ese elemento.

En uno de los tantos casos, un frasco de café se convirtió en un botín de negociación entre el grupo de Luifa, que no lo tenía, y Patricio y compañía, que tenía de sobra. A cambio, estos últimos obtuvieron yerba.

De todos modos, si algo mostró el clip presentado en la Gala es que detrás de esta guerra no hay hambre, sino gula. ¿Hasta dónde llegarán?

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América