jueves 25 de agosto de 2016
Gran Hermano 2016

Así fue como Luifa apagó la luz de la Casa de Gran Hermano

Ya consagrado campeón de Gran Hermano, el cordobés se dio el gusto de cumplir con la costumbre destinada únicamente para los ganadores del juego.

Todo ganador de Gran Hermano suele cumplir con un rito antes de abandonar la Casa. Y esa costumbre consiste en apagar la luz, algo con lo que cada participante sueña desde el momento en el que ingresa al reality. Y esta vez fue el turno de Luifa, el flamante campeón de la edición 2016.

Ya completamente solo luego de que Ivana Icardi abandonara la Casa tras perder la final, el cordobés celebró con cantos, gritos y agradecimientos a los integrantes de la Banda del Tío, quienes lo acompañaron durante todo el ciclo.

En medio de su algarabía, la voz de Gran Hermano lo invitó a tomar sus pertenencias e ir en busca de la salida. Y allí, el cordobés repitió el mismo gesto que había exhibido en su entrada al juego: un largo y sonoro aullido. Después sí, llegó la cuenta regresiva y, por fin, Luis Fabián Galesio tuvo el honor de apagar la luz.

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América