martes 17 de noviembre de 2015
Habló en Exclusivo con PrimiciasYa

Graciela Alfano habló de supuestas prácticas swinger de Matías Alé

La actriz estuvo en la presentación oficial de la película "Testigo íntimo" y dialogó en exclusiva con Primiciaya.com sobre su presente laboral y personal. Además se refirió a la salud de su ex, Matías Alé.

Graciela Alfano vuelve al cine con "Testigo íntimo", el nuevo thriller de Santiago Fernández Calvete protagonizado por Felipe Colombo, Guadalupe Docampo y Leonardo Sagesse.

Primiciasya.com mantuvo una charla con la actriz en medio de la presentación oficial de la cinta, lo que marca su regreso a la pantalla grande después de mucho tiempo.



"Me encanta hacer este personaje, soy una malvada en drama, lo que quise hacer toda mi vida, porque es muy distinto a todo lo que hice en cine. No es el protagónico pero me gustó irme incorporando. Siempre estoy entrenada. A mí el cine me vio nacer y siento que estoy en mi medio. Ahora desde un lugar distinto y toma de cámara diferente. Es un elenco de gente divina, han sido grandes compañeros", expresó Alfano.


Sobre su presente personal y este año que termina, contó: "Estoy contenta. Siento que me levanté y estoy bien de todos mis duelos y todo lo que pasé este año. Tuve que despedirme de mi gatita, que para los que tienen mascotas saben lo que es. Los duelos hay que hacerlos, es tremendo, pero uno mejora como persona. Mis hijos y amigos siempre están al pié del cañón".

En tanto, sobre la situación de su ex Matías Alé, le deseó lo mejor: "Creo que va a salir. Le mando mucha fuerza y mucha fe, como él haría en este caso. La carta que nos habíamos intercambiando por WhatsApp previo a este tema fue para limar asperezas complementamente. Fue muy linda. Esta bueno un buen final. Lo debíamos los dos, él es una buena persona y yo también. Es una crisis de vida. Las crisis hay que pasarlas y espero que pronto lo tengamos actuando".

Acerca de los rumores que vinculan a Alé con las prácticas sexuales swinger, sostuvo: "No me hagan preguntas de ese calibre, yo ya soy grande. No tenía idea. Son cosas privadas, cada uno en la intimidad que haga lo que quiera. Swingeando conmigo no estaba. No tiene nada de malo ni censurable tampoco. No tiene nada de malo ser swinger, estamos en el siglo XXI".
Y sobre su presente sentimenal contó: "Del corazón estoy contenta, todavía clandestina, pero contenta. Capaz puede pasar a un escalón superior. Puede ser que dentro de poco me vean de la mano. Soy difícil de conquistar de verdad".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América