jueves 04 de agosto de 2016
GH 2016 El Debate

Luifa ejecutó una particular venganza contra Gabriel y las Mellis

A minutos de haber reingresado a Gran Hermano,el cordobés decidió que no le entregaría al Peque el peluche que las hermanas le habían enviado. Y por si fuera poco, decidió arrojarlo fuera de los límites de la Casa.

Cuando habían pasado minutos de su reingreso a Gran Hermano, Luifa comenzó a cumplir con aquella promesa de "cag..." la vida a sus compañeros. Sacando provecho de un regalo que las Mellis le habían dado durante la Gala para que se lo entregue a Gabriel, el cordobés ejecutó su venganza contra el Peque y las hermanas Pozzi al lanzar el presente más allá de los límites de la Casa.

"Mellis, discúlpenme, no negocio ni a palos con Los Primos. No los puedo ni ver", admitió mirando a una de las cámaras, para luego arrojar una muñeca a la que él llamo "popona", cuando en realidad se trata de una "pepona".

Como si tuviera todo perfectamente pensado, Luifa le anunció primero a Gabriel que tenía un regalo de las Mellis para él, pero que había decidido no entregárselo porque percibió que él no estaba contento de verlo nuevamente en el juego. Y entre risas y bromas, no solamente cumplió con su advertencia, sino que se deshizo del simpático muñeco.

Para cerrar la historia, Luifa eligió el mejor final: con Mauricio como testigo, se puso a cantar un cuarteto de la Mona Jiménez cuya letra sostiene: "Yo te lo juro por ésta, que nunca cambiaré".

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América