miércoles 12 de agosto de 2015
Ya no ocultan su odio

Francisco y Mariano se encerraron en el gimnasio y se desafiaron a pelear

Hace tiempo que encarnan un fuerte enfrentamiento. Cansado de las acusaciones de “cobarde”, Delgado invitó a Berón a salir de la Casa y sacarse las ganas.  

Hace tiempo que cruzan acusaciones y amenazas. Pero esta vez, Francisco y Mariano parecen dispuestos a cruzar el límite. Luego del incidente en que se empujaron y debieron ser separados, el cordobés y Delgado se encerraron en el gimnasio y se desafiaron a pelear.
 
“Salimos ahora y nos cagamos a trompadas”, disparó el flamante padre en un tono sereno y lejos del show. Mariano respondió que no podían salir porque serían expulsados del juego, pero que con gusto aceptaba la invitación para cuando termine el reality.
 
“Vos me buscás para que me saque. Me escribiste el piso”, recriminó Francisco. “Sí, pero eso es parte del show”, contestó Berón mientras la tensión crecía y no había ninguno de los “hermanitos” para interceder.
 
Las chicanas se convirtieron ya en una amenaza concreta. Es evidente que ya no se puede ni ver y prometieron saldar cuentas fuera de la casa. Si bien no hubo agresión, Gran Hermano ¿tomará alguna medida? 

Dejanos tu comentario

¿Te lo perdiste? Encontrá todo lo que pasó en América